COMENTARIOS

¿Está la carne dañando tu salud?

Fucsia.co

¿Está la carne dañando tu salud?

A propósito de la celebración del Día Mundial sin Carne que se llevará a cabo el próximo 20 de marzo, consultamos a una experta sobre los mitos y verdades en el consumo de proteína animal.

Este 20 de marzo se celebra el Día Mundial sin Carne, un evento anual promovido desde 1985 por la organización Farm Animal Reform Movement - FARM-, y cuyo objetivo es dar a conocer los beneficios de una dieta basada en vegetales. El llamado a no comer carne durante un día ha sido acogido en países como México, Ecuador, Colombia, Venezuela, Estados Unidos y España, en dónde se realizan concentraciones y actividades para apoyar el vegetarianismo.

De acuerdo con los organizadores del Día sin Carne (Meatout Day en inglés), una dieta vegetariana reduce el riesgo de desarrollar cáncer y ataques cardiacos, disminuye la posibilidad de contrer salmonella o E-coli y eleva nuestro nivel energético.

Sin embargo, según datos de la Organización Mundial de la Salud, la producción anual de carne seguirá aumentando, se estima que para el 2030 se producirán 376 millones de toneladas al año.

Fucsia.co habló con Marcela Chacón, nutricionista y dietista de la Universidad Nacional, sobre los mitos y verdades del consumo de carne a propósito de este día.

Algunos estudios indican que el alto consumo de carnes rojas podría aumentar el riesgo de cáncer, ¿qué tan cierto es esto?

Recientemente la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), basándose en estudios epidemiológicos, ha clasificado la carne roja como grupo 2A, es decir, que es probablemente cancerígena para seres humanos. Esta clasificación significa que hay evidencia limitada que muestra una asociación positiva entre el consumo de carne roja y el desarrollo de cáncer colorrectal. Sin embargo, de un alimento clasificado como probablemente cancerígeno hay que saber que aunque existe un riesgo, este es mínimo cuando se consume en cantidad moderada.

Entonces, ¿cuánta carne roja deberíamos consumir?

La carne tiene un valor nutricional importante, ya que por ser de origen animal es un alimento fuente de proteína de alto valor biológico, aporta hierro que es necesario para la formación de glóbulos rojos (y es fundamental en la prevención de la anemia), zinc y vitaminas como la B1, B2, B3, B6, B12, ácido fólico y biotina.

Es importante que cuando se consuma carne roja, se elijan las carnes magras, es decir sin grasa. La recomendación es consumir entre 2 y 3 porciones de carne roja en la semana, teniendo en cuenta que una porción adecuada es de unas 3 onzas (90 gramos), lo que equivale al tamaño de la palma de una mano.

¿Qué enfermedades pueden derivarse de un consumo excesivo de carnes rojas?

Por su contenido de grasas saturadas y colesterol, el exceso en el consumo de carnes rojas incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, de ahí que se recomiende la elección de cortes magros y un consumo moderado.

Además las carnes rojas contienen otras sustancias llamadas purinas, las cuales con su consumo excesivo puede incrementar la concentración del ácido úrico en la sangre lo que puede generar una enfermedad llamada Gota.

Recientemente, la OMS alertó sobre los peligros de las carnes procesadas, ¿son ciertos los riesgos que tiene para la salud su consumo?

En su investigación, la IARC clasificó como Grupo 1 a las carnes procesadas (salchichas, jamón, carne enlatada, etc.), lo que significa que, a partir de estudios epidemiológicos, hay suficiente evidencia de que su consumo puede producir cáncer colorrectal.

La IARC estima que cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en aproximadamente un 18%.

El riesgo de producir cáncer de las carnes procesadas podría tener relación con el contenido de nitritos y nitratos de sodio, presentes en las sales de curado utilizadas como preservantes en este tipo de alimentos.

Siempre se habla de los riesgos de las carnes rojas, pero ¿qué pasa con las carnes blancas?

Las carnes blancas (pescado y pollo), al igual que las carnes rojas aportan proteína de alto valor biológico, vitaminas y minerales que son importantes en la alimentación diaria. Comparadas con las carnes rojas, las carnes blancas tienen un menor contenido de grasa saturada y colesterol, pero es necesario elegir las que son magras, por esto, en el caso de las aves, es recomendable retirar la piel antes de su cocción, ya que de esta manera se reduce la cantidad de grasa saturada y colesterol del alimento.

En caso de que quiera adoptar una dieta vegetariana ¿cómo puedo reemplazar la proteína de la carne?

La proteína de la carne puede ser reemplazada por otras fuentes de proteína de alto valor biológico como el huevo, los lácteos (leche, yogurt, queso y kumis). Las leguminosas también tienen un alto contenido de proteína, pero para que su calidad sea similar a la de las carnes deben ser combinadas con cereales, un ejemplo de esta complementación proteica es la de arroz y fríjoles.

Mira también: ‘7 errores que evitan que tengamos un desayuno saludable‘

Tanto si adoptas una dieta basada en vegetales como si incluyes en tu alimentación diaria proteína animal, lo importante es buscar un balance adecuado entre los diferentes grupos de alimentos, pues así como el exceso en el consumo de carne puede producir enfermedades, el vegetarianismo sin asesoramiento puede ocasionar problemas de salud debido a la falta de algunos nutrientes.

En Bogotá la fecha prevista para celebrar el Día sin Carne es el 29 de marzo. Si quieres unirte, mira esta receta fácil y rápida para hacer una granola saludable en casa.  

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.