COMENTARIOS

¡Como nuevas!: Cuida tu cuerpo para vacaciones

Revista Fucsia

¡Como  nuevas!: Cuida tu cuerpo para vacaciones Fotos: Pantherstock

El doctor Alejandro Rada Cassab y el grupo de profesionales de su centro de medicina estética planean y practican un minucioso overhaul para erradicar los agentes que intoxican el organismo. La cosa funciona de adentro afuera y estos son los pasos por seguir.

A las escépticas en cuanto a tratamientos de belleza y rejuvenecimiento pueden llamarles la atención las palabras del doctor Alejandro Rada Cassab: “Lo primero, antes de hablar de técnicas para bajar de peso, es entender qué es lo que constantemente nos engorda. Vivimos en un mundo que nos intoxica, pero lo que más lo hace es la enfermedad de moda, la politoxicomanía”.

El significado de esta palabra, que tan solo al oírla podríamos traducir como la manía que tenemos las personas de permanecer en contacto con numerosos agentes tóxicos, lo amplía el doctor Rada a renglón seguido, cuando explica que hay varios tipos de toxicomanías: “Sociales, como fumar, tomar licor en exceso, comer de manera habitual alimentos procesados y empacados y verduras saturadas de preservantes y colorantes, lo mismo que bebidas enlatadas y energéticas. Igualmente, hay toxicomanías que asumimos en la forma de remedios para curar nuestras dolencias, aun las más insignificantes: nos duele el estómago o la cabeza y tomamos analgésicos, y si comimos mucho y presentimos que nos va a doler el estómago, tomamos analgésicos incluso antes de que sobrevenga el dolor”.

“Además —agrega— nos administramos antiácidos, relajantes y somníferos sin prescripción médica, vivimos en ambientes contaminados por el exceso de automóviles, redes eléctricas y satelitales, y desde luego celulares y, como si todo esto fuera poco, muchas veces permanecemos en contacto con personas tóxicas, porque no es una mentira que las hay, y que de alguna manera afectan nuestra vida y por ende nuestro organismo”.

La piel, que como se sabe es el órgano más extenso del cuerpo, también se intoxica y no solo a causa de una mala alimentación, sino de los productos que se usan para maquillarla: “Hay bases para la cara muy densas, por ejemplo, que a la larga marchitan la piel; el estrés también se manifiesta en ella”. Y en cuanto al cuerpo, Rada sostiene que “los antiácidos y laxantes, que las personas usan de manera impensada, porque sí, inhiben el proceso metabólico en vez de ayudar a que este ocurra de forma natural”.

El diagnóstico

En la sede donde Rada Cassab atiende a una numerosa clientela, formada en su mayor parte por mujeres, pero desde luego también por hombres, lo primero es una charla suya con la persona que acude a la cita, en la que hace un minucioso recorrido por la vida del paciente y sus hábitos de salud. Luego, una profesional del centro de medicina estética hace un diagnóstico de las condiciones del organismo a través de un equipo de biorresonancia, un escáner que mide el potencial energético de los órganos y sistemas del cuerpo. Una vez detectados los “puntos flacos” de la persona, se procede a establecer cuál es la mejor fórmula de vida sana para su caso en particular.

“El tratamiento empieza con el consumo metódico de fibra, porque muchas personas presentan alergias a ciertos alimentos y malnutrición. Recomiendo con frecuencia esta forma de alimentación a través de frutas como la papaya, la piña y el tamarindo, cereales como la avena, el salvado y el trigo, y cilium, un bálsamo cuya riqueza en fibra lo hace indicado para aliviar los trastornos del aparato digestivo. Les indico a mis pacientes que consuman frutas y verduras de colores intensos, como las fresas y moras, tomates y zanahorias, todo ello como una manera de volver a lo natural.
 
Desintoxicarnos consumiendo esa clase de alimentos es un hábito que a la larga resulta benéfico. Debemos reducir, por ejemplo, el consumo de carnes rojas, hacer una dieta sana que no nos constriña, porque los regímenes muy estrictos tornan a la gente irritable y son contraproducentes. Podemos comer de todo, pero racionalmente, en cantidades y proporciones adecuadas, evitando el exceso de carbohidratos”.

El tratamiento

En su centro de medicina estética, Rada Cassab combina productos homeopáticos como la bérberis, el linfomiosot y la nuez vómica en forma de gotas que se deben tomar varias veces durante el día, y cuyo efecto es drenar el hígado y los riñones, facilitando la desintoxicación. Por eso ha bautizado a este tratamiento como un Kit Detox. La segunda terapia se llama Suvital, pues está conformada por sueros vitalizantes que se administran por vía intravenosa y algunos productos desintoxicantes que él ha registrado en el Invima con el nombre de Heel: “Diseñé esta terapia para mí, había empezado a sentirme cansado y aumentó mis niveles de vitalidad”. La terapia Detox pasa por cuatro fases: Drenaje y desintoxicación, reparación y antioxidación, vitalidad y energía y, por último, mantenimiento y antienvejecimiento.

De dentro afuera
Como la piel sufre debido a los trastornos y disfunciones del organismo a nivel interno, la Hidrodetox Facial se practica allí mismo con un equipo que hace una hidrodermoabrasión por succión. La máquina extrae en primer término las impurezas con activadores que la exfolian, porque es muy cierto, aunque uno no lo perciba, que cada impureza que se aloja en ella la mancha, oxida y envejece. Previamente, la cámara Visia hace un diagnóstico del estado de la piel, sus particularidades y problemas.
Luego, la esteticista aplica al cutis un complejo desincrustante que contiene ácido salicílico y glicólico. Un surtidor de vapor crea un medio húmedo durante diez minutos, y luego se aplica un sérum antioxidante e hidratante que contiene ácido hialurónico.

El paso siguiente es el rinse away, que limpia el cutis, y una mascarilla de extractos naturales que puede ser de cacao u otros, según el tipo de piel. Durante los siete días siguientes es aconsejable mantenerse protegida con un bloqueador solar de factor de protección 50 y evitar la piscina, el baño turco, el sauna y la cámara bronceadora para optimizar los resultados de esta reconstitución de la piel.

Cualquiera que sea el proceso que se elija para desintoxicar el cuerpo y renovar la piel de la cara, siempre será procedente observar el consejo del doctor Rada Cassab de detectar cuáles son los hábitos que nos intoxican y empezar a erradicarlos de nuestra vida cotidiana.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.