COMENTARIOS

5 Trucos para disimular el cansancio de tu cara

Fucsia.co

5 Trucos para disimular el cansancio de tu cara Foto: Pinterest

Pon en práctica estos consejos para aparentar haber dormido (al menos) ocho horas y no tener que sufrir por las ojeras, bolsas ni la palidez que conlleva una mala noche.

Ojeras, párpados hinchados, y la piel apagada- la falta de sueño no perdona y dónde más se hace evidente es en tu cara. Por eso es crucial conocer los mejores tips para disimular que has dormido de poco a nada.

Consigue desvanecer en tiempo récord los efectos del cansancio en tu mirada, contorno de ojos y piel con los trucos que desvelamos a continuación.

1. Párpados hinchados

Nada delata más una noche en vela que los ojos inflamados y las bolsas debajo de los ojos. ¡Afortunadamente tiene solución! El truco está en eliminar el líquido acumulado en esta zona con suaves masajes con la yema de tus dedos y dar golpecitos delicados desde el lagrimal hasta el pómulo. Acompaña el masaje con un contorno de ojos o suero que contenga activos botánicos o drenantes para que tus dedos deslicen sobre tu piel.

También puedes apostar por los efectos del frío localizado para descongestionar. Mantén en tu congelador cubos de infusión de té verde ricos en cafeína para que cuando llegue el momento estés preparada. Y ¡ojo! no lo pongas directamente sobre la piel- enrollalo en una gasa o toalla para evitar quemar tu piel.

2. Ojeras

Las ojeras, o decoloración bajo el párpado inferior, son producidas por el drenaje lento del mismo líquido acumulado bajo los ojos- en otras palabras, nuestra peor pesadilla. Para mitigarlas y atenuarlas debes obtener un buen tratamiento para tu contorno de ojos, ojala con ácido retinoico para engrosar la piel y disimular su color oscuro; cafeína para aumentar la circulación en la zona; y árnica para reducir la inflamación y el hematoma.

Los parches para el contorno de ojos también funcionan muy bien y van a ayudar a mejorar la textura de la zona. Además, debido a su alta concentración en principios activos, consiguen resultados mucho más rápidos y duraderos. Lo ideal es combinar mascarillas y parches con tus cosméticos habituales, aseguran los expertos.

Pero ¡ojo! Las ojeras no siempre aparecen por falta de sueño, puedes estar contribuyendo a que aparezcan sin saberlo. ¿Qué tipos de ojeras hay y cómo disminuirlas?

3. Líneas de expresión

Seguramente habrás notado que cuando duermes mal se te marcan las arrugas, sobre todo las patas de gallo y los pliegues en los párpados. ¡No estás delirando, sí es cierto! Como tu cuerpo no ha tenido la oportunidad de reponer adecuadamente sus reservas de colágeno en la noche las arrugas se hacen más prominentes.

Y aunque los efectos no son reversibles (cuando una arruga aparece no existe varita mágica que las desaparezca) sí puedes rellenarla poco a poco con un producto hidratante y nutritivo para tu piel. La clave está en la constancia. Asegúrate además que las cremas y sueros que utilices contengan ácido hialurónico y aceites faciales ricos en vitaminas A, C y E.

4. Piel apagada

Aunque solemos concentrarnos en el contorno de ojos, lo cierto es que la palidez también denota cansancio. La falta de sueño produce una caída en la producción de melanina privando a tu cara de su luminosidad natural. Por eso, la clave está en usar cremas iluminadoras que le devuelvan la luz a tu piel.

Bonus tip: Combínala con tu base de maquillaje para garantizar una mejor cobertura y potencializar su efecto. ¡Y opta por un maquillaje natural! Empieza con una base fluida y natural, añade un poco de blush para darle más vida a tu rostro, luego aplica un iluminador en tus mejillas y obtendrás un rostro más jugoso. Finaliza con un poco de pestañina para abrir la mirada. Y por último, no olvides usar los correctores de colores para disimular estas y otras imperfecciones

5. Deshidratación

A la hora de elegir una bebida para hidratarte (y subir la energía) apúntale a los tés herbales frente a los clásicos. Aunque te parezca imposible de creer, estas infusiones tienen mayor cantidad de cafeína que incluso el mismo café, que por cierto, aporta cero a tu hidratación. Por eso, además de las infusiones de hierbas energizantes que activen la circulación como la menta, ginseng, y regaliz, bebe mucha agua para mantener tu piel jugosa y limpia.

Descubre más sobre los diferentes tipos de tés y sus beneficios. 

Sigue estos trucos y verás como te cambia la cara en cuestión de segundos.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.