COMENTARIOS

Todo lo que tienes que saber antes de comenzar con la depilación láser

Fucsia.co

Todo lo que tienes que saber antes de comenzar con la depilación láser Foto: Pinterest

Prepárate para despedirte de la cuchilla y la cera de una vez por todas

Seguramente has considerado la depilación láser alguna vez, ya sea entre jalonazos de la cera o en la lucha contra los pelitos enterrados. Imagina un dispositivo mágico que elimine permanentemente los pelos no deseados. Para algunas suena a ciencia ficción mientras otras corren en la dirección contraria por miedo al dolor o al costo. Pero aún así seguimos con las ganas...

Entonces empezamos a consultar con amigas que ya lo hayan hecho o a leer cientos de artículos en Internet y comienzan los mitos, las dudas y la indecisión. "Que si el láser es realmente efectivo. Que si en las axilas no por estar muy cerca de las glándulas mamarias. Que si en el pelo claro y delgado no es tan efectivo". Y así hasta que lo que se suponía era una solución termina acarreando más problemas de lo que esperamos.

Así que si te lo preguntaste, nosotras lo resolvemos. Porque seamos sinceras, la industria de la belleza es lo suficientemente dura como para añadir lasers a la mezcla. ¡Fresca!, esto es todo lo que tienes que saber antes de comenzar con la depilación láser.

Qué es y cómo funciona

En primer lugar, debemos entender exactamente qué es la depilación láser. Es un tratamiento que se dirige a los folículos que están a punto de entrar en la fase anágena (activa) del crecimiento de pelo, destruyendo efectivamente el folículo y, por lo tanto, terminando el crecimiento del pelo en un área específica. Sin embargo, requiere de varios procesos para lograr resultados y debe estar espaciado entre 4 y 6 semanas, de principio a fin.

Tipos de pieles y pelos

Esta es la principal duda entre quienes están a punto de tomar la decisión y lo cierto es que cabe destacar que en pieles blancas el tratamiento es mucho más seguro ya que las pieles muy oscuras tienen más riesgo de quemarse. Por eso el primer mandamiento a la hora de someternos al tratamiento es no estar bronceada. El láser tiene como objetivo la melanina del tallo del pelo, pero en la piel también hay melanina que puede captar parte de la energía y conducir a una quemadura. Por ello, debemos esperar un tiempo desde la última exposición solar, un espacio de un mes en pieles claras, o dos, en el caso de pieles más oscuras, antes de comenzar con el tratamiento. Así como mantener la piel sana y limpia en la medida de lo posible.

En cuanto al tipo de pelo la localización es determinante, ya que en la región facial u otras zonas andrógeno-dependientes, es más difícil conseguir resultados permanentes porque el cuerpo produce pelo continuamente. Además, el pelo canoso es indepilable al carecer de melanina, al igual que el muy fino y claro. Cuanto más oscuro y fuerte mejor, determinan los especialistas.

¿Es permanente?

No esperes ser completamente lampiña después de un tratamiento. De por sí, lograr eliminar el 70 por ciento de los pelitos es un "buen resultado" aseguran los expertos, aunque es cierto, pueden surgir nuevos pelos más tarde en esa área. Es decir, lo mejor no es buscar una depilación definitiva pues aunque el folículo del pelo existente puede morir definitivamente, el área a tratar puede desarrollar nuevos pelos de los folículos dormidos. Así que hay muchos factores que influyen en el resultado final. Por eso, una vez que termines el tratamiento es necesario hacer un mantenimiento de una o dos sesiones anuales, para alcanzar los pelitos que se encontraban en reposo.

...¿Duele?

El procedimiento generalmente no es muy doloroso, pero ciertas áreas del cuerpo pueden ser más sensibles, como la línea del bikini o las áreas del labio superior. La tolerancia al dolor varía, por lo que depende de la persona. Sin embargo si tienes dificultades con el procedimiento, en algunos centros pueden aplicarte una crema anestésica tópica una hora antes de la cita para proporcionar alivio. Para hacerte entender el dolor es comparable con un golpe (o latigazo) de un caucho o banda elástica repetidamente por unos cuántos minutos. Una vez terminada la sesión puedes esperar estar sensible durante las próximas 24 horas.

¿Cómo es el procedimiento?

El procedimiento depende del tipo de láser y método, pero básicamente debes afeitarte la zona donde te realizarás el láser y esperar a que crezca unos 2 milímetros de longitud antes de asistir a la sesión de depilación láser. Algunas zonas como el bigote tardan más tiempo debido a que es el área que más folículos tiene por centímetro cuadrado, mientras que para depilar una axila se necesitan cuatro sesiones aproximadamente.

Y no, no existe ninguna “recuperación”, pues con los avances tecnológicos, la depilación láser es médicamente segura así que incluso puedes realizarlo en tu hora de almuerzo. Eso sí, cero sol y mucho bloqueador solar.

Espaciar el tratamiento

La depilación láser hace que los pelitos crezcan lentamente, por lo que es recomendable que las sesiones se vayan espaciando progresivamente según evoluciona el proceso. Por lo tanto, las primeras sesiones serán más seguidas, mientras que las siguientes se deberán ir programando en intervalos de tres o cinco meses. De esta forma, se le estará dando tiempo suficiente a los pelos residuales para que vuelvan a crecer y puedan ser tratados correctamente.

Confiar solo en especialistas

Es muy importante tener presente que la depilación láser es una tecnología muy precisa pero sólo es segura si la realizan profesionales. Para eso, es recomendable informarse bien y optar por centros especializados ya que es la única forma de garantizar que el tratamiento sea totalmente personalizado, pues analizarán tu historial médico y realizarán pruebas de tolerancia a la tecnología láser y en el peor de los casos podrán variar en función de la respuesta.

¿Cuales son los riesgos?

Los riesgos pueden incluir: quemaduras, ampollas, costras, cicatrices, cambios en el pigmento, como hiperpigmentación o hipopigmentación, o la posibilidad de que el pelo no pueda eliminarse permanentemente y continúe creciendo de nuevo.

¿Cuál es el futuro de la tecnología de depilación láser?

La tecnología láser no ha cambiado mucho en los últimos 18 años, excepto que han hecho láseres más rápidos y sistemas de refrigeración integrados para que el procedimiento sea más cómodo. Sin embargo, todavía no han tenido tanto éxito en el tratamiento de los colores más claros del pelo. Por eso es importante acudir a un centro confiable para poder estar segura de no estar desperdiciando tu dinero.

Evita:

-Aunque muchas mujeres sueñan con depilarse todo el bikini, lo cierto es que no se aconseja realizar la depilación láser en los labios menores por ser una zona mucosa y corre mayor riesgo de ser quemada.

-No es recomendada en mujeres embarazadas, lactando, bronceadas ya sea artificial o naturalmente, pacientes que sufran de diabetes, o con cicatrices o infecciones en el área del tratamiento.

-Nunca más volver a recurrir a métodos de depilación como la cera o las pinzas ya que volverán a estimular el crecimiento.

-Evitar el sol antes y después de cada sesión, como también cancelar cualquier visita al sauna, turco o actividad acuática por al menos 72 horas después del tratamiento.

¿Vale la pena?

MIL VECES SÍ, en nuestra humilde opinión. La depilación láser no garantiza la eliminación del cien por ciento de los pelos no deseados, pero los pocos rezagados que vuelven a crecer son prácticamente imperceptibles.

Entre tanto, si no logras decidirte, descubre:

-Tips para no sufrir con la cera

O si decides “rebelarte contra el sistema” te interesará:

-La bloguera que se atrevió a pasar un año sin depilarse

Pero también si alguna vez quisiste que tu pareja viviera en carne propia la tortura de una depilación, descubre cómo Ana Corredor lo hizo real y no te imaginas hasta qué punto llevó a su novio.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.