COMENTARIOS

Bruxismo, fácil de detectar

Bruxismo, fácil de detectar Bruxismo, fácil de detectar

Si tiendes a rechinar o apretar tus dientes con regularidad, cuidado porque a largo plazo puedes sufrir complicaciones muy serias. Entérate por qué.

Aunque no hay una causa específica que explique el bruxismo, generalmente se produce por problemas sicológicos asociados a altos niveles de estrés, ansiedad, represión de sentimientos, personalidad hiperactiva, dificultad para expresarse y actitudes muy competitivas o agresivas. También, aunque en menor proporción, puede darse por tener un diente torcido,por la mala alineación de la mordida inferior con la superior o, en el caso de los niños, por el desarrollo normal de la mandíbula.

No obstante, y pese a que es un problema común en los adultos, algunas personas no lo ven como tal o no han interpretado los síntomas correctamente. Para determinar si padeces esta condición debes analizar lasmanifestaciones que se dan en diferentes horas y circunstancias del día.

Tienes el hábito si:
1. Mientras duermesproduces ruidos por el rozamientode los dientes.
2. Al despertar sientes que te duele la mandíbula o que está atascada y te cuesta moverla.
3. Cuando estás trabajando, conduciendo o realizando alguna actividad cotidiana involuntariamente aprietas o rechinas los dientes.
4. Con frecuencia, especialmente al levantarte en la mañana, sientes que te duelen los oídos, la cabeza,los dientes, el cuello o la mandíbula.
5. Tu sonrisa ha ido desgastándose gradualmente y ya lo puedes notar cuando la observas detenidamente.

¿Y qué pasa si no haces nada al respecto?
Para quienes han adquirido el hábito los efectos a largo plazo pueden ser más complejos de lo que parecen. Por ejemplo, en una persona que ha presentado bruxismo por años y no ha tratado el problema son:
· Sensibilidad extrema, dolor y desgate de los dientes.
· Insomnio.
· Inflamación de la mandíbula por la presión de los músculos y los tejidos.
· Dificultad para masticar.
· Desgaste de las encías.
· Pérdida del esmalte o del diente por aflojamiento o rompimiento.
· Problemas al hablar, bostezar o comer por la inadecuada articulación de la mandíbula (síndrome temporomandibular).

¿Qué tipo de tratamiento seguir?
Si sospechas o estás segura de que tienes bruxismo, lo mejor es visitar al odontólogo para que éste evalúe el desgaste de tus dientes y luego de un análisis de tus hábitos determine la causa principal.

Una vez hecho lo anterior, puede que el tratamiento sencillamente consista en controlar las fuentes de estrés a través de actividades relajantes como leer y escuchar música; o que sea necesariotomar medidas más extremas como usar una placa dental de plástico mientras duermes la cual se encargará de evitar que los dientes superiores rocen con los inferiores pero no curará el bruxismo, sólo evitará el desgaste. Otra posibilidad, aunque más compleja, es someterte a tratamientos de ortodoncia, coronas o restauraciones.

En conclusión, lo relevante es que tan pronto como determines que tienes bruxismo busques la mejor manera de controlarlo para no perder ninguna pieza dental.





También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.