COMENTARIOS

La menopausia: una etapa natural

Revista Fucsia.com

La menopausia: una etapa natural La menopausia: una etapa natural

La menopausia hace parte del ciclo de vida de la mujer. Por esto es clave saber de qué se trata para afrontarla de la mejor manera.

 
Por: Revista Fucsia.com

¿Qué es la menopausia?

Básicamente es el indicio de que el ciclo reproductivo en la mujer ha finalizado. Esto se debe a que con el paso del tiempo los ovarios van perdiendo la posibilidad de producir estrógeno y progesterona que son las hormonas que regulan el ciclo menstrual.

La edad común para que esto suceda es entre los 50 y los 52 años, pero el lapso puede variar dependiendo de cada organismo. Incluso hay algunas mujeres que llegan a la menopausia a los 40 años.

Carolina Camacho Mackenzie, dietista y nutricionista de la Universidad Javeriana, nos despeja algunas dudas con respecto al tema. Ella asegura que a pesar de sus efectos debemos tomara la menopausia como un estado natural del cuerpo, sin preocupaciones, pero sí teniéndola en cuenta y tratándola apropiadamente con el médico de cabecera.

La doctora afirma que es importante acoplarse a estos cambios hormonales que se pueden visualizar no sólo en los síntomas comunes, sino con exámenes médicos para medir los niveles hormonales en los que se encuentra la mujer en ese momento.

¿Cuáles son estos síntomas y cómo contrarrestarlos?

Los síntomas varían dependiendo de muchos factores: la edad, el clima y el estado de ánimo. De esta manera queda claro que este proceso puede tener una duración y una reacción que obedece a la mujer que lo experimenta.

Sin embargo, hay algunos síntomas comunes. Estos son:

Sudoración o calor

Sofocos, mareos, vértigos, dolores de cabeza

Dolores durante las relaciones sexuales. Esto debido a la falta de elasticidad que se presenta por la carencia de estrógeno.

Cambios emocionales, depresiones y sensibilidad

Falta de sueño. Cuando esto sucede la mejor opción es realizar una rutina diaria de ejercicio. Esto ayudará a mantener un equilibrio no solo hormonal sino psicológicos ya que se mantiene el cuerpo siempre ocupado.

Hay varias opciones para contrarrestarla. Una de ellas es la terapia de reemplazo hormonal (TRH), que consiste en consumir estrógeno, sólo o combinado, con otra hormona llamada progestina. Esta terapia puede aliviar síntomas como la resequedad vaginal e incluso algunos problemas urinarios.

La doctora Camacho, sugiere el consumo de soya o alimentos que la contengan los cuales le aportan un gran beneficio al minimizar los efectos de las hormonas.

Además de lo ya citado como ejercicio, lubricantes vaginales y terapias de reemplazo hormonal, se pueden usar cremas de estrógeno, antidepresivos, suplementos herbales y suplementos de calcio que disminuyen los incómodos síntomas. Sin embargo, es clave tener siempre presente que cada mujer es distinta y por esto es importante no automedicarse.

La sugerencia es que consultes a tu médico con respecto a los riesgos y las ventajas que puedes tener con cualquiera de estos métodos.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.