COMENTARIOS

¿Sobrepeso? No culpes a la tiroides

¿Sobrepeso? No culpes a la tiroides El hipotiroidismo contribuye a sufrir de sobrepeso.

Aunque el hipotiroidismo altera el ritmo de tu cuerpo, este trastorno no es la única causa de tu sobrepeso. Entérate por qué.

Piel reseca, estreñimiento, caída del cabello, calambres, cansancio y somnolencia. Estas señales sumadas al aumento de peso, son algunos de los síntomas del hipotiroidismo, ese trastorno que surge cuando las hormonas que produce la tiroides son insuficientes.
 
Esta glándula regula el metabolismo, es decir que mantiene la velocidad con la que tu cuerpo asimila y quema lo que consume a diario. Cuando el organismo no produce suficiente hormona tiroxina, el metabolismo se vuelve lento y trabaja mucho más despacio acumulando lo que no puede quemar durante el día. Es entonces cuando empiezas a aumentar de peso.
 
Pero sin bien el hipotiroidismo contribuye a sufrir de sobrepeso, tampoco lo puedes considerar la excusa o la razón principal de tu aumento, pues si lo controlas correctamente no tiene por qué afectar tu rutina de vida.
 
Menos excusas, más acción
Tú puedes ayudar a que tu cuerpo deje de acumular diariamente lo que no alcanza a eliminar o consumir. Es muy sencillo, sólo debes adoptar buenos hábitos que le faciliten el trabajo a tu organismo.
• Hazte examinar por tu médico. Un examen de tiroides es tan importante como una citología vaginal o un examen de seno. Sólo con unos buenos análisis puedes saber la cantidad de medicamento que debes tomar para que la glándula funcione adecuadamente.
• Si sabes que los chocolates, las harinas o el azúcar son alimentos “pesados”, es decir que requieren de mucha actividad para que puedas quemarlos, pues entonces procura reducir las porciones que a diario consumes de estos productos. Una opción es preferir las chocolatinas bajas en grasas y azúcares.
•  Otra forma de ayudarle a tu cuerpo es practicando alguna actividad física que acelere la velocidad de tu organismo. 
•    Come frutas y verduras ricas en fibra como la naranja o la granadilla. Además de tener nutrientes que necesitas, te ayudarán con el estreñimiento.
• Los alimentos ricos en yodo como perejil, la albahaca, el ajo, los mariscos y el huevo son muy recomendados por los especialistas. Cuidado con la sal, porque si bien tiene yodo, si la comes en exceso te producirá retención de líquidos.
• Haz una rutina de alimentación. Tu cuerpo tiene memoria, por eso si dejas de comer durante muchas horas, tan pronto vuelvas a hacerlo el organismo almacenará de más, pues no sabe en cuánto tiempo lo volverás a alimentar y debe guardar reservas.
 
Tomar más no adelgaza
 No cometas el error de creer que si tomas más hormona de la que necesitas entonces tu cuerpo trabajará más rápido y así adelgazarás. Esto es un mito que puede poner en riesgo tu salud.
 
Si consumes hormonas tiroideas en grandes cantidades puedes llegar al extremo contrario y tener hipertiroidismo, sentir taquicardia y favorecer la aparición de osteoporosis.  La pérdida de peso que seguramente experimentarás no se debe a que estés quemando grasa, sino a la disminución de masa muscular que el exceso de yodo provocará en tu cuerpo. Ya lo sabes, ten mucho cuidado con las fórmulas magistrales para adelgazar que utilizan esta hormona como parte de sus ingredientes. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.