COMENTARIOS

Tu sonrisa es parte de la magia

Fucsia.com

Tu sonrisa es parte de la magia Tu sonrisa es parte de la magia

Si te encanta verte bien, definitivamente tu sonrisa es parte de esta tarea. Mantener tu dentadura hermosa no es complicado pero si es parte de tu constancia.

Por: Revista Fucsia.com
 
Ir al odontólogo es un drama para muchos, ese sonido de la fresa que te atormenta a medida que se acerca a tu boca, como si vivieras una película de terror, puedes evitarlo al máximo con los siguientes truquitos para cuidar esa dentadura que es parte de la magia para conquistar a quien esté a tu alrededor.

Previene la placa dental -capa transparente de bacteria que recubre tus dientes-, la manera de hacerlo es cepillándote por lo menos dos veces al día. Esto ayudará a estimular tus encías, manteniendo tus dientes limpios y hermosos.

Asegúrate que tu crema dental contenga flúor, este elemento hará que no tengas caries, usa enjuagues bucales que combatan el sarro y seda dental por lo menos una vez al día.

Dedica algunos minutos para cepillarte cerca de las glándulas salivales, esto es la parte interior de los dientes delanteros y la parte exterior de los dientes que están ubicados al fondo de la mandíbula superior.

Ten cuidado si tu dentadura es sensible, puede ser que no lo soluciones con un dentífrico especial, puede ser algo más grave que sensibilidad, por ejemplo una caries o un nervio inflamado.

Cepilla tu lengua y la parte superior del interior de tu boca, así eliminaras posibles bacterias que se alojan allí. Usa un cronómetro para calcular 2 ò 3 minutos de cepillado.

La boca seca puede dañar tus dientes, la saliva ayuda a arrastrar restos de comida y neutralizar ácidos.

Si ves que tus dientes pueden estar un poco amarillos, consigue cremas dentales que tengan flúor y que aseguren blanqueamiento, así no notes un cambio radical verás que tu dentadura se aclarará un poco. Sin embargo, si deseas tener un cambio radical en tu coloración dental lo mejor es que consultes un experto en la materia y no te dejes llevar por mensajes comerciales. Los dientes blancos no son tan fuertes como los amarillos.

Visita a tu odontólogo de confianza cada seis meses, que no te de miedo. La verdad lo harás por prevención.

Si quieres probar que aliento tienes, pon un poco de saliva en la parte inferior de tu muñeca, deja secar un minuto y verifícalo.

Ten cuidado con el cepillado excesivo, este puede dañar tus encías y muelas debido a que desgasta el esmalte y la superficie dental.

Cuida tu dentadura unos cuantos minutos al día y dedícate a conquistar tu entorno y sonreír. 

 
 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.