COMENTARIOS

America Ferrera de carne & hueso

Fucsia.co

America Ferrera de carne & hueso Fotos: AFP y Warner Bros

La actriz contó en exclusiva para FUCSIA por qué se siente orgullosa de hacer reír a la audiencia con personajes reales, como lo hace en su más reciente serie Superstore.

Las mujeres viven bombardeadas de información respecto a su figura. Una encuesta realizada por la Asociación Nacional de Anorexia Nerviosa y Desórdenes Alimenticios, a niñas entre 9 y 10 años, demostró que el 40 por ciento de ellas ya ha intentado bajar de peso. Así mismo, otro estudio publicado por el Instituto Nacional de Medios y Familia en Estados Unidos descubrió que el tiempo que una adolescente gasta viendo series, novelas, películas y videos musicales es asociada con el grado de insatisfacción con su cuerpo y el deseo de ser más esbelta. Para nadie es un secreto que estos temas afectan directamente la autoestima. Por eso, pareciera que America Ferrera es la abanderada de una cruzada para posicionar en la pantalla a más referentes reales en los que las mujeres puedan verse reflejadas.

Y es que la actriz no le tiene miedo a ser encasillada en papeles de latina, aunque reconoce que no encaja en el estereotipo por excelencia: el de la mujer voluptuosa que se roba todas las miradas. “Ser latina me ha abierto muchas puertas, me ha traído grandes papeles”. Sin embargo, tampoco quiere que su condición como hispana determine su carrera profesional ni su día a día, simplemente espera que la respeten por lo que es. En diversas entrevistas ha contado la misma anécdota: “En mi primera audición para un comercial, a los 16 años, el director me pedía que sonara ‘más latina’. Yo simplemente no entendía, así que le pregunté si lo que quería era que hablara en español, a lo que me respondió, ‘no, en inglés pero que suene más latino’. Tiempo después comprendí que lo que buscaba era que hablara con un acento cortado. Todo eso me confundió porque pensaba, ‘soy latina, si no es así, ¿entonces cómo es que suena el latino?’”.

Precisamente, lo que la ha motivado es encontrar su camino como mujer y comediante, pues es consciente de que limitarse a roles unidimensionales puede ser más dañino que la misma ausencia de las pantallas. De ahí que representara a una enferma mental en una telenovela, que protagonizara la cinta Las mujeres de verdad tienen curvas, y disfrutara tanto con su interpretación en Ugly Betty, un personaje que se ríe de su apariencia, mientras goza de su inteligencia. “Disfruto desempeñar papeles reales, de aquellos que no suelen ser interpretados. En verdad, la gente tiene mucha ansiedad por identificarse en la televisión desde el lente de la dignidad, sin importar que se trate de una”, comentó a FUCSIA.

El rechazo que la actriz, y ahora productora, siente por la imagen superficial que aún impera en su gremio, la ha llevado a trabajar fuertemente en el desarrollo de Amy, la supervisora de una tienda, en la exitosa serie de Warner Channel, Superstore, producida por Ferrera. El show es una apuesta a la inclusión de roles no convencionales en la pantalla, y al mismo tiempo cuenta con actores de distintas procedencias que no se ven definidos por su origen étnico. “Este es el primer papel que me han ofrecido en mi vida que no ha sido necesariamente escrito para una mujer latina. Luego me di cuenta de que estaban contratando a otros intérpretes sin tener en cuenta su nacionalidad. Simplemente encajaba bien en el guion, nada del típico negro divertido o la latina sexy”. Amy es simplemente una madre que trabaja arduamente para sostener su hogar, con la única motivación de recibir un cheque. “Estoy segura de que muchas personas no se sienten inspiradas ni esperanzadas en sus empleos, sin embargo, encuentran momentos que los hacen pensar que las cosas pueden mejorar. Hallan esa inspiración que les dice que pueden llegar a ser la diferencia”.

Como su nombre lo indica, lo fundamental de la serie es que se lleva a cabo en un supermercado, un lugar cotidiano al que todos en algún momento han ido, y donde las interacciones sociales no se rigen por estereotipos. “No creo que nadie pueda decir: ‘Voy al supermercado como una latina’, o, ‘leo este libro desde el punto de vista asiático’. Simplemente resulta ser un espacio en el que se llevan a cabo diferentes conversaciones”.

En este caso, pareciera que otra de las cruzadas de la actriz es utilizar la risa para hablar de la realidad. America Ferrera asegura que este es un momento crítico para generar conciencia sobre la coyuntura de la sociedad, y no es necesario ser frío ni literal para que la gente entienda un mensaje. “Yo crecí con tantas comedies sobre la clase trabajadora que, al tiempo que divertían, estaban llenas de lo que sucedía en el mundo”. Por ello, Superstore es, de cierta forma, un retorno a aquellos shows que tocaban temas de gran importancia para el espectador. Si le preguntan a la intérprete qué es lo que realmente le importa, ella, sin titubear asegura que es el hecho de ser un ejemplo para los jóvenes y que, en su calidad de contadora de historias, pueda incluir a aquellos que aún no tienen voz.

SU MEJOR VERSIÓN

America se siente orgullosa de sus curvas y las exhibe con orgullo. No le teme a los vestidos al cuerpo ni a usar escotes profundos y, por lo general, se maquilla al natural.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.