COMENTARIOS

Entre la historia y la eternidad

Entre la historia y la eternidad El estilo de las joyas de Bulgari tiene un sello distintivo, a menudo imitado y falsificado, como sucede con las marcas de lujo.

Bulgari realiza una subasta en favor de los niños que viven en áreas de conflicto.

La historia de esta Casa, que ha marcado la pauta de la joyería italiana durante más de un siglo, se inició con el griego Sotirio Bulgari, quien empezó su carrera como joyero en su pueblo natal, Paramythia, en Grecia, donde todavía se puede visitar su primera joyería. Bulgari vivió un tiempo en la isla de Corfu y en Nápoles y, finalmente, en 1881, se trasladó a Roma, donde fundó la compañía e instaló su segunda joyería en la Via Sistina, en 1884.
 
La sede principal de Bulgari está en la Via Condotti y la abrió el propio Bulgari en 1905, con la ayuda de sus hijos, Constantino y Giorgio. Inspirado en la belleza del arte griego y romano, Bulgari creó una serie de piezas que se han inmortalizado, gracias a que logró darle a un tema milenario un toque contemporáneo. Así, su fama se extendió por todo el continente y su tienda se convirtió rápidamente en el sitio en que los ricos y famosos compran sus joyas, como un símbolo de estatus.

El estilo de las joyas de Bulgari tiene un sello distintivo, a menudo imitado y falsificado, como sucede con las marcas de lujo. En los 70 se crearon las piezas más reconocidas y costosas de la Casa, collares y pulseras hechas de gruesas cadenas en las que mezclan oro y acero. Las auténticas tienen un número serial que hace de cada una un objeto único.

Retrospectiva
El pasado 19 de mayo se inauguró la primera exhibición retrospectiva, ‘Entre la historia y la eternidad: 1884-2009’, organizada por la compañía en su historia. Esta exhibición -en el Palazzo delle Esposizioni, de Roma- revive cada momento importante de la marca y su evolución. En ella se ven más de 500 piezas organizadas cronológicamente en ocho secciones.

Las primera piezas datan de finales del siglo XIX y forman parte de una colección artesanal hecha de plata por el propio Sotirio. Luego se pueden ver las colecciones de los años 20 y 30, inspiradas en el Art Déco. La última sección está dedicada a las más importantes creaciones del nuevo milenio con un collar de diamantes valorado en 20 millones de euros.

También hay secciones especiales como la llamada Gemme Nummarie o “joyería en las que las piedras preciosas son reemplazadas por monedas de oro antiguas”. También hay un lugar dedicado a las joyas en forma de serpiente, uno de los clásicos Bulgari, inspirado en la epigrafía romana, uno de los motivos centrales de sus colecciones más vendidas.

Además de la joyería y de la relojería, se exhiben una serie de documentos que incluyen bocetos y dibujos de diferentes épocas. También se pueden ver fotografías de famosos, artistas y aristócratas que desde el primer momento entendieron el valor estético de esta joyería. Tal vez una de las secciones más importantes de la exposición está dedicada a las mujeres y sus joyas. Se pueden admirar fotos únicas de algunas divas de la época como Anna Magnani y Gina Lollobrigida, ataviadas con joyas creadas especialmente para ellas, además de la colección personal de Elizabeth Taylor, que forma parte de las creaciones más extraordinarias de la Casa.

Las joyas de Taylor comprenden 16 piezas únicas de gran valor, como el broche de diamantes con una esmeralda de más de 18 kilates que le regaló Richard Burton con ocasión de su compromiso, en 1962.

En favor de los niños
De forma simultánea a la retrospectiva, Bulgari quiso celebrar su aniversario apoyando la campaña de ‘Save the Children’, la mayor organización internacional dedicada a la defensa de los derechos de los niños. El objetivo de la campaña es recaudar diez millones de euros este año. Para ello, Bulgari desarrolló una colección de 11 piezas de alta joyería y 7 relojes de lujo que se podrán ver en esta exhibición itinerante que finalizará el próximo diciembre en Nueva York, en una subasta. También fue diseñado un anillo de plata de edición limitada, en homenaje al fundador, que tiene grabado el logo de ‘Save the Children’ y que está disponible en todas las tiendas Bulgari. El recaudo también irá a la fundación.

Numerosas celebridades del mundo del cine y la televisión han respaldado este proyecto y sirven de imagen para ayudar a que este reloj único y exclusivo se venda. Bulgari ha puesto su empeño en que esta donación a la causa ‘Save the Children’ se traduzca en la reconstrucción de escuelas y el suministro de material educativo para los niños. En pocas palabras, la firma le dedica su mejor esfuerzo a cambiar el destino de cerca de seis millones de niños en todo el mundo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.