COMENTARIOS

Ecojeans: compromiso de industria y consumidor

Fucsia.co

Ecojeans: compromiso de industria y consumidor

A la “moda” de preocuparnos por el medio ambiente todos llegamos tarde y algunos, incluso, ni siquiera han llegado. Así que todo lo que podamos involucrar en nuestro hábitos de consumo para mitigar en un porcentaje el impacto que hemos causado por siglos al planeta debe ser bien recibido.

La industria textilera, especialmente la de los jeans, es una de las que más recursos naturales (agua principalmente) invierte en sus procesos. El líquido se usa para regar el algodón con el que se crea la fibra, teñir las prendas, lavarlo antes de finalizarlo y lavarlo en casa (tarea que el consumidor pocas veces interioriza).

Las grandes marcas de jeans en el mundo están repensando los procesos que utilizan para elaborar sus prendas, y modificando algunos hábitos para imprimirle un poco de conciencia a sus productos. Levi‘s es uno de los líderes en esta materia. A través de su iniciativa Water Less Collection, la compañía está disminuyendo la cantidad de agua que se emplea en la fabricación de los jeans. Algunas de estas prendas están ahorrando en promedio 28 % del líquido que empleaban antes, y varias, incluso economizan el 96 % con 21 técnicas entre las que se incluye combinaciones de ozono y ciclos de lavado.

STF Group (Studio F), marca colombiana también incorpora esta innovación en su producción. El ozono o G2 es una ecolavadora que no utiliza agua, ahorra energía y elimina los procesos tóxicos. Esto, combinado con tecnología láser que reproduce cualquier tipo de desgaste o patrón rasgado, y reemplaza lo que tradicionalmente se hacía con químicos y lijado manual, es una excelente alternativa para mitigar el impacto ambiental.

Puedes leer también: ¿Jeans hechos de botellas?

Natalia Guzmán, jefe de línea dénim de Americanino explica la transformación que tuvo la industria en la última década: “En estos últimos años se asumió el reto de disminuir, de manera significativa, el consumo de agua y de productos químicos involucrados en toda la cadena del dénim, desde la recolección del algodón, elaboración de la tela, confección y lavado. Posteriormente, otras marcas comenzaron a seguir estas iniciativas de sostenibilidad y responsabilidad social, que hoy en día son el eje de la industria en términos de premium denim sostenible, incluso con el aval de organizaciones ambientales”.

Pero la pelota no puede estar solo en el lado de los fabricantes. Los consumidores tienen un enorme grado de responsabilidad en este impacto ambiental en el que todos somos responsables. Así lo confirma Natalia Guzmán: “El consumidor final debe entender que no es necesario lavar los jeans con cada uso; la tecnología en las telas y las características que tienen permiten reducir esta tarea en casa. Un buen compromiso sería lavarlos una vez cada 15 días (o más) y, cuando no se usen, ponerlos al aire por el revés, esto es suficiente para conservar un índigo de una manera responsable con el medio ambiente”. Si quiere completar su proceso de aseo de los jeans sin pasarlos por la lavadora, recuerde que puede usar el antibacterial textil de Chevignon, que además de limpiarlos protege las fibras naturales de la prenda, y preserva su vida útil.

Lee también: Jeans inteligentes y eco-amigables

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.