COMENTARIOS

¿Podemos comprar la felicidad? Un nuevo estudio asegura que sí

Fucsia.co

¿Podemos comprar la felicidad? Un nuevo estudio asegura que sí

Según los investigadores la clave para la felicidad no está en tener más sino en hacer menos

Para los científicos (como para la mayoría) la felicidad es un misterio que debemos resolver. Así que los investigadores de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver unieron fuerzas con sus colegas de Harvard para buscar resolver el enigma: “¿Puede el dinero comprar la felicidad?”.

Seguro habrás oído que no, y junto a las películas de Disney- y sus princesas o príncipes en sus castillos solos y tristes- lo hemos llegado a aceptar.

Pero lo cierto es que siempre nos ha costado creerlo, y finalmente este estudio internacional lo ha comprobado: ¡el dinero sí nos hace más felices!, siempre y cuando lo invirtamos en tiempo libre, pues hoy en día se ha convertido en un lujo.

El principio de gastar dinero para comprar tiempo libre se ha establecido como la clave para obtener mayor satisfacción en la vida. “En todo el mundo, los aumentos de la riqueza han producido una consecuencia no deseada: una sensación creciente de escasez de tiempo” aseguran los investigadores del estudio ‘Buying Time Promotes Happiness’ (Comprar tiempo promueve la felicidad).

Tras realizar encuestas en cuatro países del mundo, Estados Unidos, Canadá, Dinamarca y en los Países Bajos, se comprobó que invertir dinero en servicios que ahorran tiempo es más satisfactorio incluso que gastar el dinero en cosas materiales.

Además, ya hemos sido advertidas- las compras compulsivas nos dejan resacas emocionales. 

Pero además “los beneficios de comprar tiempo no son sólo para las personas ricas, sino que los efectos fueron encontrados también en todo el espectro de ingresos”.

Es decir, somos más felices si disponemos de tiempo libre tras invertirlo en servicios de limpieza, en domicilios y lavandería a cambio de tener que organizar, cocinar o lavar.

Pero ¡ojo! esto no quiere decir que tengas que delegar tus ratos junto a la escoba o que tengas que pedir comida si amas cocinar, el punto está en encontrar una solución alterna a las tareas en las que odias invertir tu tiempo, una moneda aparentemente más valiosa que el mismo dinero.

En conclusión: la felicidad no es tener más, sino hacer menos. (Menos de lo que odias hacer.)

Descubre 6 tips más para aprender a administrar mejor el dinero. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.