Moda

Luz, la tejedora de Sutatausa que ‘volvió a vivir’ gracias al proyecto ‘Historias hechas a mano’

Karen García, 23/8/2022

La empresaria de Tejilarte fue la encargada de coordinar el proceso de producción de 30 prendas para el desfile inaugural de Juan Pablo Socarrás en Colombiamoda 2022

Con una ruana tejida con bordado de pictogramas inspirados en la pictografía muisca, cabello recogido en cola de caballo, un soporte de hilo en su mano derecha y lana en su mano izquierda, la empresaria Luz María Rodríguez de 50 años, nos contó su vida y en definitiva, esta artesana nació con la vocación de enseñar a miles de comunidades que se encuentran en contextos difíciles.

Desde los siete años, la vida la guió por el camino del hilado y el tejido. Su madre era una apasionada y su abuelo había hecho parte de los telares muiscas. Desde el colegio comenzó a tejer ropa para muñecos y continuó aprendiendo con las vecinas hasta que a sus 15 años la invitaron a viajar por las veredas del Valle de Ubaté en Cundinamarca, Colombia, para capacitar a más de 40 personas.

Cuando terminó el proyecto se mudó al casco urbano y se quedó ‘con los brazos cruzados’ luego de ver que no necesitaba hacer las labores que acostumbraba a hacer en el campo. En la búsqueda de un sustento, siguió tejiendo hasta que una conocida la contactó con las esposas de personalidades de la fuerza pública para tejer accesorios que adornarán sus hogares.

Ese ejercicio le fue muy útil para volverse más determinada y entender que quería iniciar su propio negocio de tejidos. En 2001 le solicitó al alcalde realizar su primera feria artesanal, que, de hecho, fue todo un éxito. Las mujeres se acercaban para hacer un intercambio, por conocimiento, le brindaban leche, arvejas, papa y otros insumos del campo.

Su talento y afinidad por brindar servicio social hizo que el director de la Casa de la Cultura del municipio de Ubaté le ofreciera trabajo y de paso ‘la invitó’ a que aprendiera sobre la rama digital. “Le he enseñado a más de 3000 personas en esta escuela de formación. Actualmente, continúo instruyendo mujeres que vienen de otras provincias a aprender y también, le estoy enseñando a jóvenes, hombres y niños”, relató la artesana.

Para Luz, lo más difícil del camino fue intentar trabajar con las entidades públicas, sintió que le cerraron las puertas por no tener vínculo político. Pero eso no le impidió forjar su marca Tejilarte que es “una sombrilla que abarca toda la artesanía del valle de Ubaté” y también su marca personal Tejidos Luz María. Gracias a su trabajo le dio estudio a sus hijos, compró su casa y mejoró su calidad de vida. Durante los eventos conoció al diseñador Juan Pablo Socarrás a quien comenzó a seguir gracias al convenio con Artesanías de Colombia.

Para el 2019 atravesó por el momento más difícil de toda su vida, su hijo falleció en un trágico accidente, la pandemia se llevó a su padre, a las artesanas y sumado a eso, en su trabajo, cometió el error de guardar en la recepción de un hotel la lana de 240 ovejas. “La sacaron ‘por error’ como bolsa de basura, perdí 7 millones y medio y el trabajo de 15 días de mis artesanas. Estaba en épocas de ‘vacas flacas’, desesperada busqué ayuda y llamé a Juan Pablo”, narró la tejedora de Sutatausa.

Asimismo, añadió “él me invitó a su casa y me dijo: “estaba en una reunión y hablamos precisamente de su comunidad para que hagan parte de Colombiamoda 2022 y otras actividades. Participamos en la convocatoria y me dijeron que eligiera a tejedoras que como mínimo manejaran el celular, fue muy difícil, pero involucramos a todas las poblaciones víctimas, adulto mayor, discapacidad, jóvenes emprendedores y demás, que además tuvieran compromiso y disponibilidad”.

Para Luz María, Juan Pablo y su equipo lograron impactar a la comunidad a través de sus asesorías en el proyecto de ‘Historias Hechas a mano’. “Hay veces que nos guardamos cosas y contar historias nos sirve para mostrar de qué estamos hechos y también para revelar nuestro origen y eso lo reflejamos a través del trabajo que hacemos”.

En cuanto a Coca-Cola Company y su influencia, la artesana considera que las charlas sobre cómo ayudar al medio ambiente y como los envases y otros desechos se pueden reutilizar y rediseñar, son claves para lograr un mundo más vivible.

Juan Pablo Socarrás, por su parte, habló de la maestra Luz María como una persona experta con más de 40 años en la industria, “tiene a cargo a más de 35 mujeres en edades desde la tercera edad hasta los 18 años. Nos conocemos desde hace varios años. Su historia de vida ha sido muy fuerte, muy dura, luego de perder a su hijo y a su padre, ella estaba en crisis, no tenía esperanzas o ganas de vivir. El día 28 de marzo que casualmente era mi cumpleaños, le llegó una carta que decía: “eres parte de ‘Historias hechas a mano’”, ella me dijo: “ese día volví a sonreír, porque quiso reiniciar. María es una mujer que se levanta todos los días a construir para los demás”, nos contó el diseñador.

‘La profe’ está a punto de celebrar la quinta versión Tejilarte, Cundinamarca, en Sutatausa el próximo 27 y 28 de agosto un festival artesanal que promete el mejor talento de la región y está apadrinado por importantes compañías.

*En alianza con Coca-Cola Latinoamérica.

Juan Pablo SocarrásColombiamodahistorias