Giro Donne 2022

Vendía dulces para iniciarse en el deporte: ella es ‘La Pequeña Gigante’

Lina Bonilla y Monica Jaramillo, 2/7/2022

La mejor ciclista en contrarreloj de Colombia, Lina Marcela Hernández, nos entrega detalles de su vida y carrera profesional, en el marco de su participación en el Giro Donne 2022.

Marcela Hernández, emocionada tras vivir la tensión de un embalaje europeo en el Giro.
Marcela Hernández, emocionada tras vivir la tensión de un embalaje europeo en el Giro. - Foto: Tierra de Atletas.

Si queremos hacer una revisión concienzuda acerca de quién es la mejor ciclista colombiana por palmarés de los últimos años, tiene que saltar a la vista el nombre de Lina Marcela Hernández Gómez. Sí hablamos también de dominadoras en la categoría sub 23, ella tiene que ser una de las mejores de la historia en ese apartado.

La múltiple medallista en campeonatos de ruta y pista nació el 4 de enero de 1999 en la población de El Carmen de Víboral en Antioquia, la capital del ciclismo femenino en nuestro país. El camino fue extenso y con dificultades propias de una joven que sueña con destacar en su disciplina.

El camino inició con el patinaje, que para el caso del ciclismo colombiano femenino, es el punto de partida más habitual de las ciclistas. El amor de Hernández era por ese deporte en el que también somos potencia, pero desde el hogar todo indicaba que ese afecto iba a virar. Su padres siempre han sido unos “locos por el ciclismo” y su hermano Brayan Hernández es también ciclista del Colombia Tierra de Atletas-GW Shimano.

Cuando se inició en el patinaje, ‘La Pequeña Gigante’ -que es como sus conocidos la llaman- no contaba con apoyo económico para poder asistir a las competencias. Ella y su entrenadora compraban dulces y Marcela se dedicaba a venderlo para recaudar el suficiente dinero para financiar su participación en los campeonatos nacionales.

“Es duro, hay que trabajar, hay que ser perseverantes con el deporte y no se puede dejar nunca. Porque no es un trabajo estable, tu trabajo depende de tu cuerpo, de que no te lastimes, de que no te lesiones y de que durante todo el año andes bien. (...)”, comenta la oriunda de El Carmen de Víboral.

Aunque las personas de su entorno le insistían en que se pasara al ciclismo, ella siempre respondía que “no, que quería ser patinadora y cumplir sus metas. Que el ciclismo era muy fácil”. A pesar de eso, no podía desistir de hacer ciclismo como complemento en su preparación para el patinaje.

De ese modo, hacía ciclismo ocasionalmente y empezó a hacer algunas carreras de barrio, en las que obtuvo buenos resultados. En 2019 su entrenador David Vargas le pidió que decidiera a cual deporte se iba a dedicar, porque desarrollar las dos cosas al tiempo no iba a entregarle resultados contundentes.

Luego de una derrota en el patinaje decidió que iba a correr el Campeonato Nacional de Ciclismo en Pista y el resto es historia. Historia viva y que brilla como su palmarés en el que acumula 12 medallas de oro, 4 de plata, 4 de bronce, obtenidos entre la pista y la ruta, en campeonatos nacionales y panamericanos. También cosecha 4 victorias de etapa en carreras del calendario nacional, y un título de clasificación general: el Tour Femenino de 2020.

;

Su camino en el deporte de las bielas se ha hecho gracias al apoyo de dos equipos insignia de su tierra natal: el Avinal-Carmen de Víboral y el CM Team-Aguardiente Néctar (antes Colnago CM Team). Allá obtuvo la mayoría de sus triunfos y ahora espera seguir elevando sus números con el equipo más estructurado del país, el Colombia de Atletas GW-Shimano.

La gira europea que está desarrollando es solo uno de los grandes objetivos que se traza la corredora que en este 2022 inicia su primer año como élite. La campeona nacional de contrarreloj seguirá dando de qué hablar y por ahora se pone como meta los Juegos Olímpicos de París 2024.

Además, a sus 23 años quiere inspirar a cientos de mujeres que desean destacar en el deporte, haciendo énfasis en cómo éste es una herramienta integral que las puede llevar muy lejos. Este es su mensaje:

“Primero, que luchen, que sí se puede. Estamos acá porque queremos abrirle las puertas, no solamente para nosotras sino para las generaciones que vienen. Y a las familias, que las apoyen 100%, que de esto se puede vivir.”

Marcela Hernández espera culminar su reto en Europa para luego aproximarse a las paradas de la Copa Mundo de Pista que la catapultarán a las olimpiadas que tanto anhela. Y por supuesto, en la ruta intentará destacar en la próxima Vuelta a Colombia Femenina, que se desarrolla en agosto.

Este cubrimiento periodístico se hace en alianza con Toyota.

Ciclismociclistas colombianosDeporte