COMENTARIOS

Mujeres, más propensas a pedir la separación

Fucsia.co

Mujeres, más propensas a pedir la separación Foto: Ingimage

Un nuevo estudio sugiere que cuando se está en un matrimonio con todas las de la ley, las mujeres son quienes más piden el divorcio; mucho más que si están una relación de convivencia, sin papeles ni iglesia de por medio.

Parece un poco ilógico que entre más papeles, Iglesia, cura, notario y capitulaciones que haya de por medio, la mujer sea más propensa a decidir que "hasta aquí llegamos". Ilógico en todos los aspectos. Es decir, si fuera hombre también parecería ilógico. (Lea también Sexo después del divorcio)

Se supone que cuando se toman decisiones tan trascendentales, se toman con una conciencia de lo complejo que puede llegar a ser el matrimonio, y en consecuencia se es más difícil salir de allí.

A ver, cuando se ha apostado tanto por una pareja, no es tan fácil decir 'final. final no va más'. Y siendo sinceros el tema del papeleo y el divorcio no es algo que a nadie le entusiasmé, a menos claro que la situación en la pareja sea insostenible.

En una presentación ante la Asociación Americana de Sociología, los investigadores presentaron los resultados del informe "Cómo las parejas se conocen y permanecen juntas". El texto recoge los datos de 2.262 adultos que respondieron preguntas sobre su estado civil entre 2009 y 2015. (Lea también 6 ideas que te ayudaran a superar el divorcio)

Dichos resultados arrojaron que las mujeres iniciaron el 69 por ciento de los divorcios, en comparación con 31 por ciento de los hombres. En cambio si esa pareja vivía junta sin casarse, la probabilidad de iniciar una ruptura era la misma para cada género.

La explicación de los científicos no responde, infortunadamente, a más estándares sobre equidad de género. Sino más bien a un tiempo demasiado largo entre la idea de divorciarse y realmente hacerlo.


Foto: Ingimage

Según el estudio, las mujeres piensan demasiado en terminar su relación o no, hasta que "los altibajos son tan fuertes" que la situación se vuelve insostenible. Y ahí, quizás, está el verdadero valor.  Los hombres pueden permanecer en una relación por años aunque se sientan mal. Las mujeres, llegado un punto, no lo toleran.

"Creo que el matrimonio como institución ha sido un poco lento y no se ha logrado poner al día con las expectativas para la igualdad de género. Las esposas todavía llevan los apellidos de sus maridos, y en ocasiones se ven presionadas a tenerlos. Los esposos todavía esperan que sus esposas hagan la mayor parte del trabajo doméstico y la mayor parte del cuidado de los niños", dijo Michael Rosenfeld, autor principal del estudio. (Lea también 6 reglas para evitar el divorcio)

Pero eso no pasa con las relaciones "no matrimoniales". Según Rosenfeld, la flexibilidad de este tipo de uniones también permite que las mujeres y los hombres quizás no se tomen en serio ciertos temas, incluido su futuro o sus próximos pasos. Si la relación está yendo mal, por ejemplo, pueden pensar: "ya se arreglará o ya terminaremos".

"Creo que las uniones no maritales carecen del bagaje histórico y las expectativas de matrimonio, lo que hace que ese tipo de relaciones sea más flexible y por lo tanto más adaptables a las expectativas modernas de la igualdad de género", indica Rosenfeld. (Lea también Cómo volver a salir después del divorcio y no morir en el intento)

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.