COMENTARIOS

Las 10 peleas que deberías tener con tu prometido antes de casarte

Fucsia.co

Las 10 peleas que deberías tener con tu prometido antes de casarte

Asegúrate de saber cómo reacciona él ante los celos, si tu cuñado les pide plata prestada, o si los deja un avión.

Si te vas a casar lo normal es pensar que será hasta que la muerte los separe.

Así que antes de dar el gran paso, hay ciertos temas que debes abordar antes de dar el sí por el resto de tu vida.

Seguramente ya hayan discutido los temas más significativos, como si tendrán hijos por ejemplo.

Pero hay otras discusiones que son igual de importante tenerlas pues descubrirás la verdadera escencia de tu pareja.

Así que te recomendamos tener las siguientes peleas (sanas) con tu prometido antes del gran día.

Pelea # 1: Trabajas demasiado

Cuando alguno de los dos pasa más tiempo en la oficina que en la casa es muy probable que la otra persona se sienta ignorada y este es uno de los seis hábitos de las parejas infelices. 

No esperes a estar casados para darte cuenta que el amor triunfa sobre el éxito como en todas las películas de Hollywood.

Háblalo con tu pareja, hazle entender/entiende por qué le dedica tanto tiempo a su trabajo y una vez los objetivos profesionales estén claros, encontrarán una manera de hacerlo funcionar.



Pelea # 2: El clásico corre-corre en el aeropuerto

Si los viajes ya son estresantes, cuando vas tarde la tensión se puede duplicar.

Están corriendo por todo el aeropuerto, estresados, arrastrando las maletas, y tu tienes un monólogo interior que está a punto de explotar.

Y justo ahí, empiezan a culparse- uno de los dos se quedó dormido, dejó todo para último minuto o no calculo bien el tiempo que tomaba llegar al aeropuerto.

La pregunta es ¿qué vas a hacer al respecto?

Tienes dos opciones: quedarte callada o tener una pelea sana.

¿Vas a dejar que se arruinen las vacaciones o vas a esperar a que despegue el avión para insinuarle que te acompañe al baño para “liberar la tensión”?



Pelea # 3: Vivir en otro país

Antes de casarte querrás tener claro en donde van a vivir. Y no, no nos referimos a casa o apartamento, sino en qué ciudad o país van a establecerse.

Si tu pareja no es de tu misma ciudad es un tema que definitivamente debes abordar.

Por más feliz que esté en este momento, puede que tu pareja quede más a gusto sabiendo si las puertas están abiertas para considerar el cambio.



Pelea # 4: ¿Que entre gustos y gustos no hay disgustos?

Seguramente estés buscando una casa nueva donde vivir con tu futuro esposo. Y es ahora cuando empezarás a darte cuenta que cada uno tiene su propio gusto en cuanto a la decoración y los muebles.

Los optimistas te dirán que esta es una oportunidad para trabajar en equipo.

Por lo contrario…

Los realistas confiesan que la experiencia te enseña cómo contener las ganas de querer asesinar a tu pareja.



Pelea # 5: Los likes

La mayoría de los divorcios hoy en día se dan por likes sospechosos.

¡Mentira!- pero honestamente no nos sorprendería si así fuera.

Lo cierto es que las redes sociales causan más de una discusión por celos entre las parejas modernas (sobre todo cuando cometen errores fatales).

Así que si este es tu caso lo mejor es que discutan la participación de cada uno en redes sociales para que no tengas que cambiar tus votos de “hasta que la muerte los separe” a “si no lo mato primero”.

Pelea # 6: Cuándo tendrán (o no tendrán) sexo

Aunque decir que las parejas casadas no tienen sexo igual que los solteros sea completamente falso, el hecho es que cada persona tiene diferentes impulsos sexuales que además pueden cambiar con el tiempo.

En algunas ocasiones pueden llegar a sentirse insatisfechos, y la única forma de solucionarlo es hablarlo.

¡Hazlo sin pena! Por más que haya cosas del sexo que son dificiles de hablar



Pelea #7: Límites con los familiares

Por más sana que sea la relación con la familia de tu pareja es importante poner límites desde el principio.

Lo más sano es dejar claro hasta qué punto pueden intervenir los suegros, o qué hacer si tu cuñado les pide plata prestada.



Pelea #8: División de tareas

Por más que tu sientas que cuando él lava los platos te toca a ti volverlo a hacer o tu comida queda sazonada con jabón, lo más sano es decirselo de frente.

Está claro que ninguna quiere empezar su matrimonio abrumando al esposo y convirtiéndose en la “esposa jodona cliché”, si no lo haces te va a causar muchos problemas.

Cosas como el desorden o no lavar bien los platos no van a ser motivo suficiente para divorciarse, pero el resentimiento y las peleas constantes sí.

¡Así que pilas!



Pelea #9: A falta de peleas, pelean

Aunque a nadie le gusta pelear, las discusiones son sanas en una relación estable.

Lo cierto es que cuando no pelean no siempre es una buena señal, pues en algunos casos puede ser una señal de desinterés. Y es uno de los hábitos que pueden acabar con tu relación. 

Además las peleas pequeñas del día a día sirven de entrenamiento para el día que tengan que pelear sobre algo más significativo.



Pelea #10: Olvidar fechas importantes

Cuando llevas años junto a tu pareja es fácil olvidar las fechas significativas. Y cómo para algunos “el día que conocí a tus amigos” es motivo de celebración, para otros el aniversario puede pasar como un día cualquiera.

Dejar claro las fechas que son importantes para los dos es importante para evitar desilusiones.

Si logras sobrevivir a estas diez peleas lo más probable es que hayas encontrado al amor de tu vida.

Y si aún no has pasado por alguna de estas situaciones ¡fresca!

Plantealo como un escenario hipotético y obtendrás la respuesta que buscas.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.