COMENTARIOS

Decir “adiós” con amor... ¿Es posible?

Carolina Alonso

Decir “adiós” con amor... ¿Es posible?

¿Se puede dejar ir a alguien a quien tanto quisimos y que tanto dolor nos causa con amor, o es simplemente imposible? Nuestra coach Carolina Alonso responde.

Yo no estaba segura de que fuera posible decir “adiós” sin hacer daño, amorosamente. Hoy sé que sí es posible; claro, eso no le quita el dolor al proceso, pero sí impide que hagamos y nos hagamos daño. Como con todo lo que respecta a nuestra manera de relacionarnos, también necesitamos aprender a separarnos sin destruirnos en el proceso.

¿Sabías que hay cosas de nuestra relación y vida privada que es mejor no contar? Aquí te contamos cuáles son y por qué. Es mejor prevenir que curar.

Quizás tú viste “La guerra de los Roses” o leíste “Comer, rezar, amar” —una referencia más cercana— y comprobaste con estas historias que la separación es un proceso lento y doloroso de destrucción. Como si tuviéramos que “pagar” por habernos metido en esa historia o con esa persona.  

O tal vez viviste la separación de tus padres o la “no separación” que, en algunos casos, es peor. Y con esta información —más cientos de otras referencias— has aprendido que la separación es el resultado de que el amor se acabó y, por lo tanto, surgen el odio, la venganza, el rencor y otros sentimientos que convierten a las personas en las peores versiones de sí mismos.

Carolina Alonso nos cuenta también de qué nos cuesta más hablar a las mujeres y de qué a los hombres. Averigualo aquí mismo.

Claro, no queremos convertirnos en nuestra peor versión y, a veces, por esa razón nos mantenemos en una relación que no nos hace felices, que no nos ayuda a florecer ni a dar frutos, sino que parece secarnos poco a poco.  Bueno, esa tampoco es la mejor versión de nosotras mismas.

Aceptar que queremos terminar la relación puede ser lo más difícil; porque además de todos los miedos asociados a lo que pasará después, tenemos este inmenso temor a ser “malas”, a dañar a quien hemos amado —y seguimos amando probablemente aunque ya no podamos vivir con él— y a los otros involucrados: hijos, parientes e, incluso, amigos.

 ¿Conoces ya los hábitos de las parejas infelices? Aquí te los dejamos para que examines en qué punto de tu relación estás.

Mi experiencia de los últimos 15 meses es que sí es posible separarse amorosamente, con el dolor, pero sin los devastadores daños. Tenemos que aprender a reconocer que el amor no se acaba, nunca!!  Y que podemos actuar desde el amor, no desde el miedo, cuando elegimos un nuevo camino. Es nuestra elección y nuestro compromiso, incluso si el otro no elige lo mismo o si ha hecho algo que nos generó mucho dolor o si nosotras hemos hecho algo que le generó mucho dolor.

Es posible que estés auto- saboteando tu relación y no te hayas dado cuenta, aquí te decimos si presentas los síntomas

Aprender a decir “adiós” amorosamente es tan importante como aprender a crear y sostener una relación amorosa. Todo comienza contigo, con restablecer la conexión contigo misma, con lo que sientes, piensas y necesitas: con tu integridad. Después viene la aceptación de lo que es, sin suavizarlo. Entonces vendrá tu elección y tu aprendizaje. Te invito a aprender a amar incluso después de que la vida nos separe...

#AccionesDeAmor:

Completa la siguiente frase cuantas veces sea necesario:

Yo te amo y cuando haces (escribe las acciones, sin explicaciones) siento (escribe tus emociones). Quiero sentir (escribe las emociones contrarias, que anhelas) , por eso ahora elijo decirte “adiós”.

Ejemplo:

Yo te amo y cuando no reconoces ni celebras mis logros siento tristeza y mucha rabia, me siento sola. Quiero sentirme reconocida por ti, orgullosa y acompañada, por eso ahora elijo decirte “adiós”.

Recuerda, haz este ejercicio con amorosa curiosidad, desde tu deseo de aprender y sanar.

Si esto te gustó, mira cómo Carolina nos explica la diferencia entre hombres y mujeres en este video: 

Un abrazo,

Carolina Alonso C.

www.carolinaaalonso.com

Facebook: CarolinaAlonsoC

Twitter: Carolinaalonsoc

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.