Sostenibilidad

«Greenwashing»: ¿cómo aportar al medioambiente desde la moda?

Mariana Hernández, 15/6/2022

Ante el afán de las marcas por figurar y atender a las peticiones de sus consumidores, varias saltan la línea y se jactan de tener características con las que en realidad no cumplen. Eso es el «greenwashing», marcas que dicen ser ecológicas, pero en realidad son impostoras.

Man painting green pollution from a chimney
Man painting green pollution from a chimney. greenwashing malpractice concept - Foto: Tanaonte

Según la definición de Greenpeace, el término greenwashing “Es el acto de engaño al consumidor para que la percepción de que los productos y los objetivos de una empresa sean vistos como ecológicamente amigables”, es importante tener esto en cuenta, pues desafortunadamente esta es una práctica cada vez más común.

Una de las razones por las que esto sucede es que la moda y los textiles son la segunda industria más contaminante del mundo. Cada año se desechan toneladas de ropa y se necesitan cientos de litros de agua para elaborar una sola prenda. De hecho, según la ONU “El 20 % de las aguas residuales globales y el 10 % de las emisiones globales de carbono corresponden a la producción textil”.

Debido a esto, las personas se interesan cada vez más por aportar al planeta y consumir con conciencia, esta es la raíz de que se hable de lo perjudicial del fast fashion, y de que se busquen alternativas para seguir apoyando a la industria textil, pero sin generar una afectación tan grande al medioambiente.

Cada vez más consumidores buscan emprendimientos que respeten sus raíces y que utilicen materiales naturales y biodegradables, que no requieran dejar un impacto irreparable en la tierra tras su extracción o, simplemente, buscan darle una segunda vida a muchos de ellos, como los botones, las tiras y los trozos de tela.

¿Cómo saber si una prenda es sostenible?

Es de vital importancia verificar que la marca o la prenda tenga una etiqueta que asegure su sostenibilidad. Hay varias reconocidas alrededor del mundo y, en el caso de Colombia, el Sello de Moda Sostenible creado por Claudia Bahamón y Mauricio Rodríguez ha certificado a más de 300 empresas.

En medio de una conversación con Fucsia, Rodríguez afirmó que no solo le dan la etiqueta ambiental a ciertas marcas, también lo hacen con colecciones específicas o prendas, por lo que no hay un límite en este sentido y cualquiera puede aspirar a obtener el certificado.

De la misma forma, aseguró que todo es un proceso pedagógico y de aprendizaje, por lo que invitó a las marcas a no ser tan críticas consigo mismas, pues pueden ir mejorando sus procesos para hacerlos más ecológicos con la ayuda de expertos como ellos.

“La idea es que el sello no se use indiscriminadamente y que las acciones continúen para salvar el planeta, por eso tiene una validez de un año. Hay que premiar pequeñas iniciativas, hasta que el proceso pedagógico dé frutos”, aseguró.

Su filosofía es “reconocer desde las pequeñas cosas”, pero ¿Cómo funciona? Según Mauricio Rodríguez, primero se hace un diagnóstico de las marcas y como consecuencia les dan un lugar en el ranking, que tiene cuatro niveles: bronce, plata, oro y verde de verdad.

¿Cómo se mide si una marca es sostenible realmente?

Las etiquetas ecológicas alrededor del mundo evalúan la huella hídrica, el gasto de luz y la huella de carbono, tanto inmediata, como a través de los años. Para esto, se deben tener en cuenta las normativas del ISO 14064, que habla de los gases de efecto invernadero, y el GHG protocol, que se refiere a la huella de carbono.

La medida estándar para determinar el impacto ambiental de una marca, ya sea de la industria de la moda o de la industria textil, son las toneladas de carbono emitidas. Todo esto se valida con pruebas, recibos, planillas, nóminas, etc., para asegurarse de que las declaraciones de la marca sean reales.

Estos lineamientos evitan que las marcas que hacen greenwashing o que son eco-impostoras accedan a certificaciones como esta etiqueta medioambiental, y se le dé cada vez mayor importancia a las buenas prácticas ecológicas.

¿Qué otros sellos existen?

Pacto global, red Colombia, hizo una lista de sellos globales que también pueden ayudar a los consumidores a identificar si la prenda, la marca o la colección a la que quieren acceder es sostenible como dice ser.

Global Organic Textile Standard: este habla sobre el porcentaje del proceso orgánico del producto, y tiene dos opciones, la primera certifica el 100 %, y la segunda, del 70 % al 94 %. Lo que quiere decir que, en esta medida, el producto tiene fibras y elaboración orgánica.

Global Organic Textile Standard
Global Organic Textile Standard - Foto: captura de pantalla https://global-standard.org/
OEKO-TEX: esta empresa tiene diferentes sellos y es válida en más de 85 países, entre sus certificaciones se puede encontrar: medioambientalmente responsable, libre de sustancias nocivas, producción sostenible, cuero sin sustancias nocivas, productos químicos adecuados y permitidos, entre otros.
OEKO-TEX
OEKO-TEX - Foto: Captura de pantalla https://www.aitex.es/certificado-oeko-tex-standard-100/

Estándar Global de Reciclaje: esta etiqueta certifica las buenas prácticas de reciclado y sostenibilidad en sus productos, desde los químicos que se usan, hasta el impacto social de las sustancias recicladas.

global recycling standard
global recycling standard - Foto: Logo global recycling standard
Greenwashinggreen-washingSostenibilidadMedioambienteSostenibilidad ambientalModaModa con sello ecológico