COMENTARIOS

La bicicleta: arma de empoderamiento y libertad para las niñas

Fucsia.co

La bicicleta: arma de empoderamiento y libertad para las niñas Imagen: Spiros Vathis. Via Flickr.

Niñas sin miedo es una fundación que educa a las niñas a través de la bicicleta.

Natalia Espitia logró transformar una experiencia negativa en un proyecto positivo para el desarrollo social. Esta mujer de 28 años fue víctima de un ataque sexual cuando caminaba en una calle de Buenos Aires. "Iba para una fiesta, me puse un vestido y un hombre quiso abusar de mí. Intenté defenderme, pero nadie me ayudó. Fue solo un intento y afortunadamente no pasó a mayores", dijo Natalia a Fucsia.co. 

Mira también: ‘Mujeres en bici: No somos las actrices débiles de la movilidad‘. 

Aunque no pasó a mayores, esta fue una experiencia que marcó a Natalia. "Tuve episodios de depresión. Me sentía muy insegura en la calle, durante mucho tiempo dejé de ponerme faldas y vestidos, y siempre salía con audífonos, para no poder escuchar nada por si alguien me decía algo". 

Ella se dio cuenta de que esto no podía seguir así. Por eso decidió aprender a montar en bicicleta, a sus 27 años, y pronto fue recorriendo trayectos cada vez más grandes. "Fue un acto que hice para mí, porque definitivamente la bicicleta se convirtió en mi herramienta de libertad. me ayudó a tomar riesgos y a volver a ser yo. Y si me ayudó a mí, se me ocurrió que podría ayudar a otras mujeres a vencer sus miedos y a recuperar su confianza". 

Mira también: ‘Mujeres que conquistan la ciudad a bordo de una bici‘. 

Por eso Natalia decidió crear hace seis meses la Fundación Niñas sin miedo, que busca mostrarles a las niñas cómo pueden usar la bicicleta no solo como un medio de transporte, sino como una forma de ganar seguridad en sí mismas. 

Hoy en el Especial #WikiChicas, Conozcan a Natalia Espitia; Otro miembro de la #FamiliaWiki y fundadora de Niñas sin...

Posted by Wikideas Comunidad de Emprendimiento on Tuesday, March 8, 2016

Natalia llevó, con algo de miedo pero muchísimas ganas, bicicletas al municipio de Soacha, en el que trabaja con niñas entre los 8 y los 16 años. La fundación les enseña a montar en bicicleta, y les ofrece talleres sobre  autoestima, derechos sexuales y reproductivos, y proyecto de vida. Suena extraño que la bicicleta pueda hacer tanto por la vida de las personas, pero según Natalia, "en otros países iniciativas similares han tenido resultados increíbles, así que ¿Por qué no hacerlo aquí?".

Por estereotipos sexistas, a muchas niñas se les ha negado la posibilidad de aprender a montar en bicicleta, así que esta es una forma de empoderarlas como mujeres en las calles y lugares públicos. 

Mira también: ¿Por qué enseñamos a las niñas que es lindo que estén asustadas? 

Aunque en un futuro la fundación espera incluir también a niños, por el momento solo trabaja con niñas, pues, según Natalia. "Está comprobado que si empoderas a una niña desde pequeña, esto le representa a la sociedad un desarrollo sostenible, pues no quedará embarazada a una edad temprana y podrá lograr que muchas cosas buenas pasen en su familia y en su grupo social". 

"La inversión en educación de las niñas puede muy posiblemente ser la inversión de mayor retorno disponible en el mundo en desarrollo", según declaró el economista del Banco Mundial Lawrence Summers

Niñas sin miedo sigue en etapa de recaudación de fondos y bicicletas que las niñas puedan usar, así como de cualquier tipo de ayuda voluntaria. Esta iniciativa está nominada a los premios RecOn Paz en movimiento, que premia las mejores iniciativas de emprendimiento social. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.