COMENTARIOS

¿Comer agua? Estos son los alimentos que más la contienen

Fucsia.co

¿Comer agua? Estos son los alimentos que más la contienen Esto es lo que debes comer si odias tomar agua. (Foto vía Getty)

Fresca, si lo tuyo no es tomar dos litros al día esto es lo que debes comer para lograr mantenerte hidratada

Sabemos que la clave para la buena salud, la limpieza del organismo y hasta la regulación de nuestro peso es tomar agua. Pero aún así a muchas de nosotras se nos dificulta cumplir con la cuota recomendada.

Pero no te desanimes, si eres de esas personas a quienes el agua natural no le atrae en lo absoluto, te tenemos la solución perfecta: no la tomes, cometela. ¿Comerla? ¡Sí! Lo cierto es que existen ciertos alimentos cuyo contenido acuoso es mayor que el resto y que al ingerirlas no solo te darán sensación de saciedad, sino que te ayudarán a darle al cuerpo la cantidad de agua que necesita.

Pepino

Los pepinos están compuestos por un noventa y cinco por ciento de agua, lo que los hace un alimento refrescante e hidratante. Además son bajos en calorías y ricos en fibra, lo que los hace útiles tanto para la pérdida de peso como para la salud digestiva. Intenta incluirlos en tu dieta ya sea a media mañana o en la tarde entre comidas. Y si definitivamente no son lo tuyo recuerda que los pepinos pertenecen a la misma familia que la calabaza y la sandía.

Existen muchas formas de disfrutar de los beneficios de los pepinos. Puedes incluirlo en tus ensaladas o si buscas algo diferente son una excelente base para preparar un jugo verde. No olvides que los juegos de vegetales frescos son como una infusión intravenosa de vitaminas, minerales y enzimas que se van directamente a tu sistema sin ser descompuestas. Así tu cuerpo tiene la abundancia de nutrientes que necesita y tu pH estará óptimamente balanceado, haciéndote sentir energizada. Solo no intentes hacer un “detox”, pues realmente puedes terminar causando más daño que bien.

Fresas

Las fresas son ricas en agua lo cual ayuda en gran medida a depurar el organismo de toxinas, tienen un poder antioxidante importante y previenen todo tipo de infecciones. Además suelen evitar los niveles altos de ácido úrico. Entre sus minerales está el hierro, por lo que nos da la energía que necesitamos en muchos momentos del día por lo que son una excelente opción para comer como snack, en ensaladas o como postre.

La porción recomendada son quince fresas, de forma que el azúcar y el agua estén niveladas. Sin embargo, cabe resaltar que las fresas contienen azúcares que son totalmente toleradas por los diabéticos, por lo que todos podemos incluirlas en nuestra dieta. Dulce, jugosa, y ligeramente ácida a veces, esta pequeña fruta roja es verdaderamente extraordinaria.

Apio

El apio es de los alimentos con los que incluso pierdes peso al comerlo, pues las solas calorías que implican al cuerpo para masticarlas, son mayor que las que contienen al ser principalmente compuesto por agua. Esta hortaliza no puede faltar a la hora de preparar caldos y otros platos cocinados, como también se puede consumir crudo en ensaladas o para acompañar dips.

Lo cierto es que desde un punto de vista nutricional, el apio destaca por su contenido en agua, minerales y vitaminas. Además, es un alimento bajo en grasas y por tanto en calorías, lo que unido a su alto contenido en agua lo convierten en una opción ideal en dietas de adelgazamiento. Así que eso es lo mejor, ¡no hay límite! Si tienes ansiedad, cómelo. Es muy buena alternativa si buscas bajar de peso.

Pimentón

Aunque existe en distintas variaciones (rojo, verde y amarillo) el rojo es el que mayor cantidad de nutrientes posee. Esta fruta tiene diversas propiedades medicinales, desde aportar mucha agua y fibra, casi no tiene grasas, por lo que se puede tomar en dietas de adelgazamiento. Pero también tiene propiedades diuréticas estimulando la eliminación de toxinas del organismo.

Para aprovechar todos sus nutrientes es recomendable consumirlo crudo en ensaladas, tiene un sabor muy exquisito, además puede servir como complemento de casi todas las comidas como guisos y sopas, así como también puede ser preparado en salsas. Al comprarlos debemos tener en cuenta, que sean carnosos, duros, con la piel brillante y lisa, sin manchas.

Melón

El melón es una de las frutas principales a la hora de querer depurar el organismo y bajar de peso saludablemente. Es un alimento diurético, bueno para mejorar el tránsito intestinal y también contiene importantes nutrientes esenciales para el organismo. Un 90% del melón es agua, lo que lo convierte en un hidratante natural, capaz de combatir la retención de líquidos y ayudar a reducir de peso. Por lo que una taza de melón en el desayuno son la medida perfecta para dar a tu cuerpo lo que necesita.

Tomate

Los tomates son muy versátiles en la cocina, lo que los hace muy atractivos a la hora de elaborar deliciosos platos. Sin embargo, hay muchas otras razones por las que es necesario consumirlos con más frecuencia. Aunque su aspecto exacto cambia dependiendo de la variedad de la que se trate, en general son uno de los alimentos con mayores propiedades antioxidantes que existen. Además el noventa y cinco por ciento de su peso aproximadamente es agua, por lo que también resulta un excelente diurético (elimina líquidos y toxinas del organismo).

Sin embargo no debemos olvidar que los seres humanos estamos compuestos por setenta por ciento de agua, ¡así que la necesitamos! Por lo que además de empezar a “comer” agua, sigue estos consejos para aprender a beberla en mayores cantidades.

Savorizala

La infusión de agua con frutas y pepinos no solo la hace sabrosa, sino que la hace muy más variada y divertida de tomar. Simplemente añade hierbas aromáticas como la menta o frutas a un recipiente con agua y deja infusionar.  

Usa una botella que te inspire

Aunque es de preferencia personal, seguramente descubrirás que en cuanto tengas una botella de agua de todo tu gusto y que sea fácil de transportar, comenzarás a beber más agua. Incluso sólo tenerla como decoración de tu puesto de trabajo te hará más propensa a beber y volver a llenarlo a menudo.

Se creativa con el hielo

Prepara un vaso de agua que se vea deliciosa, ¿cómo? Fácil, solo piensa en los cubos de hielo. Combina frutas, verduras o hierbas como pepino y albahaca, o limón y miel. Pica los ingredientes en trozos muy pequeños, dividelos en los compartimentos de la bandeja para hielo y llénalo con agua. Cuando los hielos estén listos, sirvelos en un vaso de agua y ¡disfruta de tu creación!  

Fijate una meta

Según los expertos es sumamente útil establecer metas concretas. De esta manera, hay cierta estructura de cuánto debes beber cada día, e incluso si no logras cumplirla exactamente, terminas bebiendo más agua de la que hubieras tomado en primer lugar.  

Mantenerte hidratada puede ser todo un desafío, especialmente si tomar agua no es lo tuyo. Pero no te preocupes: reconocer que debes beber más agua es el primer paso para hacerlo, y si sigues algunos o todos de los consejos anteriores ya aumentarás significativamente tu consumo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.