COMENTARIOS

¿Sabías que tu vagina puede estar deprimida?

Fucsia.co

¿Sabías que tu vagina puede estar deprimida? Imágen: Pinterest

La depresión vaginal es algo real y, aunque parezca extraño, bastante común. ¿Cómo detectarla y qué hacer para reanimarla?

Cuando aparecen los síntomas, muchas mujeres piensan que se trata de una infección o una simple irritación, pero nunca se les cruza por la cabeza la posibilidad de que  lo que en realidad ocurre allá abajo es una depresión vaginal. Es un hecho, la vagina tiene "sentimientos".

Esta condición se denomina Vulvodina y es padecida por alrededor de 200 mil a 6 millones de mujeres en el mundo anualmente. Se manifiesta como un dolor crónico en la zona vaginal que aparece sin avisar y puede durar días o meses. Algunas mujeres lo han descrito como dolor similar al de un trabajo de parto sin epidural.

¿Sospechas que tienes una infección ahí abajo? Aquí te sacamos de la duda y te damos los mejores remedios caseros

También se presenta ardor y quemazón en la vagina que asemeja el de una infección por lo cual muchas mujeres lo tratan incorrectamente.

¿Cómo curarlo?

Los expertos y ginecólogos no han encontrado aún una cura certera que funcione a la perfección cuando se padece de Vulvodina. Sin embargo, hay quienes recomiendan tratarlo como una depresión estándar y recetan  tomar antidepresivos aclarando que esto sólo ayudará con la disminución de los  dolores pues es tan solo una parte del tratamiento.

Tener relaciones sexuales puede ayudar también. Aunque el dolor haga que las ganas de tener sexo disminuyan o desaparezcan, los doctores afirman que al tener relaciones el nivel de colágeno y células que se producen en esta área mantienen el flujo de la sangre a un nivel  alto en la vagina, ayudando a mitigar un poco el dolor.

Si no tienes muchas ganas pero quieres intentarloaquí te dejamos un par de ideas hot para subirle la temperatura al sexo. Vale la pena.

Lo cierto es que a pesar de los exámenes que se han realizado al respecto, nadie parece saber qué causa ésta condición. Los niveles de sangre de la mujer y el ph de la vagina no dan ninguna indicación que apunte a un motivo en especifico por la que exista la depresión vaginal, simplemente llega sin avisar y se va de la misma manera. Un punto más para el incomprensible e infinitamente complejo universo femenino.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.