COMENTARIOS

El orden en que se deben usar las cremas

El orden en que se deben usar las cremas Foto: Pantherstock

De la correcta sucesión de los productos que utilizamos en la rutina diaria de belleza depende en gran parte el resultado. Además, regalo para nuestras lectoras.

Si eres una persona que simplemente “se unta” las cremas, sin atender a un orden ni a una escogencia cuidadosa, no estás haciendo nada por tu piel. El sentido común debe ser el primer aliado de tu belleza, y así como existe un orden para poner los objetos dentro de tu cartera, uno para vestirse, maquillarse y peinarse, lo hay también para aplicarse los productos que forman parte del cuidado de tu piel.

Una lista de lo que hay que hacer todos los días, tanto en la mañana como en la noche, no está de demás y te dará algunas claves que son importantes:

Lo primero, la limpieza
En la noche utiliza el desmaquillante más efectivo, preferiblemente no grasoso, para retirar el maquillaje y la mugre que se acumula en la cara debido a la polución y a otros agentes. Completa este paso lavándote el cutis con abundante agua, que no esté caliente sino tibia o no tan fría. Permite que el agua se seque sola, sin utilizar toalla. En la mañana, aprovecha el agua de la ducha para lavarte muy bien el rostro y, de nuevo, deja secar naturalmente. Luego aplícate un tónico.

¿Humectante o hidratante?
Establece la diferencia: las cremas humectantes le aportan a la piel el agua que requiere para conservar su humedad. Las hidratantes también le transfieren agua, pero le brindan además una hidratación profunda debido a sus elementos activos. Es recomendable humectar la piel a partir de los 20 años, previendo daños posteriores, e hidratarla después de los 25, cuando empieza el proceso de envejecimiento. Escoge la crema que se adapte a tu tipo de piel (seca, grasosa o mixta) y no olvides que la debes usar todos los días antes del maquillaje.

Sueros
Aparentemente un producto acuoso e inocuo, es uno de los preferidos en estos momentos. Los expertos lo recomiendan como un sustrato que nutre la piel y que penetra las capas más profundas de esta para brindarle la vitalidad perdida. Si  usas suero, es mejor hacerlo en la noche, una vez acabado el proceso de limpieza y antes de tu crema preferida.

Cremas nutritivas
Como su nombre lo dice, estas le devuelven a la piel los elementos nutritivos que ha perdido. Su composición es más compleja, y aquí cabe decir que es la crema “principal” que debe usar cualquier mujer, porque las hay para todo tipo de funciones: prevenir la formación de líneas, arrugas y surcos o mitigar los ya existentes, revitalizar la piel que ha perdido elasticidad, iluminar la que ha perdido brillo, quitar las manchas, fortalecer la piel, renovarla, rejuvenecerla, y una larga lista de etcéteras. La crema que apliques a las necesidades más demandantes de tu piel es “la crema”, y esta puede suplir a la hidratante o serlo a la vez, además de otras características propias.

Protector
Imposible olvidarlo, desecharlo u obviarlo. Es el punto final de la preparación de la piel en las mañanas. Aunque algunas cremas lo contienen, es bueno que adquieras un buen bloqueador solar y que por ningún motivo olvides aplicártelo antes de salir. Como las llaves de tu casa, el protector es la clave para que tu rutina de belleza quede debidamente sellada.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.