COMENTARIOS

Inyéctate de oxígeno

Inyéctate de oxígeno Métodos y tratamientos para la piel basados en el oxigeno.

Dile adiós a ese color grisáceo de tu piel que te hace lucir cansada y con más edad. Los tratamientos para lograrlo son verdaderamente interesantes.

Seguramente cada vez que tienes la oportunidad de estar en ambientes al aire libre rodeados de naturaleza y aire limpio sientes cómo tu piel cambia y se torna más bonita, lozana e hidratada. Pues todo se debe al oxígeno, dado que éste ayuda a que las células de tu piel se regeneren y por lo tanto, le otorga grandes beneficios a tu aspecto.
Algunos de quienes se han sometido a tratamientos con oxígeno afirman que notaron los cambios porque este elemento logró:

*Revitalizar la piel.
*Descongestionar y calmar.
* Acelerar la renovación celular.
*Reducir las irritaciones.
* Ayudar a borrar las cicatrices y manchas.
*Controlar la secreción en los casos de acné leve.
* Suavizar tanto sus arrugas como las marcas y líneas suaves.

¿Por qué es usado en tratamientos estéticos de gran acogida?
La razón principal se centra en que las células usan el oxígeno para producir el colágeno, la elastina y en general, las proteínas que la piel necesita para tener una apariencia sana e irradiar vitalidad. Sumado a esto, cuando el oxígeno es combinado con minerales, vitaminas, enzimas y sustancias antioxidantes, estimula el metabolismo celular haciendo que la regeneración se produzca con mayor rapidez. Dicha combinación está presente en las terapias de oxígeno que son practicadas por especialistas en medicina estética o en productos cosméticos desarrollados exclusivamente para llevarle más y mejor oxígeno a la dermis.

¿Cuáles son las opciones para revitalizar la piel usando oxígeno?
Las alternativas que ofrece el mercado son muchas, por esto siempre es recomendable pedirle a tu médico que te indique cuál es la mejor opción para tu tipo de piel y necesidad. Entre los tratamientos más utilizados están:

*La inhalación: esta técnica consiste en tomar cortas sesiones (máximo 15 minutos) de oxígeno para mejorar la circulación de la sangre, eliminar toxinas, manejar el estrés, aliviar el cansancio y retardar el envejecimiento. Además, también es usada en terapias para tratar el insomnio.
* Las aguas enriquecidas: son muy populares y se consiguen fácilmente en las tiendas especializadas en el cuidado de la piel. Por lo general son de origen mineral, cuidadosamente envasadas y enriquecidas con oxígeno para lograr una concentración de 35% más comparadas con las aguas corrientes. Se les atribuyen beneficios como el aumento de la oxigenación sanguínea y el fortalecimiento del sistema inmune.
* Las cremas: según la concentración que manejen, aportan una dosis extra de oxígeno que prepara la piel y a sus mecanismos de defensa para enfrentar los cambios drásticos de temperaturas, el estrés diario y la oxidación natural que se manifiesta con frecuencia en mujeres fumadoras o hiperpigmentadas.
* La ducha facial: esta técnica le ‘inyecta’ oxígeno a la piel a través de una aplicación de este elemento en su estado puro. La presión generada es útil para tratar pieles con acné o que necesitan ser purificadas o hidratadas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.