COMENTARIOS

¿Cómo son las cesáreas naturales- o humanizadas?

Fucsia.co

¿Cómo son las cesáreas naturales- o humanizadas?

Descubre el enfoque que implica unas mejoras sutiles haciendo que el procedimiento se sienta completamente natural

Dar a luz es seguramente lo más maravilloso dentro del proceso de convertirse en madre.

Algunas mujeres optan por traer al mundo a sus bebés de manera asistida con una cesárea mientras otras prefieren el proceso natural. Pero independientemente del plan de parto ideal de cada una, en el momento se pueden dar complicaciones y los médicos se ven obligados a someterte a una cesárea.



Lo cierto es que el parto natural es preferido sobre la cesárea, ya que mejora el vínculo entre mamá y bebé, facilita la lactancia materna y en general crea una mayor satisfacción en la experiencia de parto. Pero lo que muchas mujeres desconocen es que el proceso se ha mecanizado e instrumentalizado hasta el punto en que los partos han comenzado a ser agresivos e invasivos.

¡Por eso cada vez se valora más conseguir la naturalidad durante el parto! 

Así que los médicos han evolucionado las cesáreas para hacer de este procedimiento que en ocasiones es voluntario y en otras necesario, una aproximación a un parto natural.

El enfoque- conocido como cesárea natural o humanizada- no es nuevo, pero poco a poco ha venido teniendo más ventajas que la cirugía tradicional.



Durante una cesárea tradicional el abdomen y útero de la mujer se abren y se retira el bebé. Todo a ciegas de la madre que se encuentra detrás de una sábana que bloquea estratégicamente la cirugía. Además el tiempo que transcurre entre el nacimiento y la introducción del bebé a la mamá hace que el milagro de la vida se sienta innecesariamente clínico.

Así que mientras las cesáreas naturales son técnicamente similares, el proceso implica unas mejoras sutiles que ayudan a que el procedimiento se sienta completamente natural.

Bajo este enfoque, el manto que cubre el procedimiento se reemplaza por uno transparente, haciendo que las madres se sientan completamente involucradas en la experiencia. Además permiten que el recién nacido emerja del útero con menos intervención médica, dándole al bebé hasta un minuto para tomar sus primeras respiraciones y que al retorcerse salga naturalmente de la matriz.



Y como dar a luz se ha vuelto tan agresivo, posicionan todo el equipo de monitoreo cardíaco y anestésicos en lugares estratégicos para permitir que la madre amamante de manera inmediata ¡incluso aún dentro de la sala quirúrgica! Lo cierto es que el contacto piel a piel es vital dentro de los primeros minutos de vida-y ahora también se le permite a los padres (ya que ellos también sienten los síntomas del embarazo también es justo involucrarlos en el parto).

Mira aquí este video testimonial:


El proceso no solo está diseñado para ser más agradable, sino potencialmente más seguro.

Así que cada vez son más médicos que se suman a estas iniciativas donde incluso se permite que los futuros padres realicen solicitudes de iluminación y música. Pues consiguen sentir que se están ateniendo, dentro de lo posible, a su plan de parto original.


Al final lo importante es que existan opciones, como también existe la opción de sencillamente no hacerlo y al igual que estos famosos, optar por el alquiler de vientre.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.