COMENTARIOS

El lado positivo del divorcio

Fucsia.co

El lado positivo del divorcio Foto: 'Divorce'

Te darás cuenta que listar todo lo bueno que surgió de tu divorcio no es tan difícil como creías

Más allá de lo amigable o mutuo que sea tu divorcio, separse de quien pensaste sería tu compañero de vida, en la mayoría de las ocasiones, puede ser una experiencia muy dolorosa. (En otras no tanto). Pero no deja de ser dificil. Cada aspecto de tu vida se ve afectado: las finanzas, las propiedades, los hijos, el futuro…¿tu vida amorosa?

Pero no todo tiene que ser una pesadilla. De hecho tiene sus cosas positivas…

Serás (muchísimo) más feliz

Indiferentemente de cuanto dolor haya existido en tu matrimonio, el divorcio sin lugar a dudas llegará a ser un alivio, o al menos, será el punto de partida. Tal vez eso ya lo sabías, lo que te sorprenderá es que la verdadera felicidad del divorcio no suele ser sobre lo que dejas, sino sobre lo que encuentras. Empezando por una fuerza que ni sabías que tenías, habilidades que no podías desarrollar, hasta pasiones que estaban escondidas, olvidadas o por descubrir. 

Ahora que comienzas una vida sin tu pareja, te verás obligada a asumir otras responsabilidades, a probar cosas nuevas, así sea cocinar o aprender a arreglar el lavamanos cuando gotea. Al final, la autosuficiencia hace que crezcas espiritualmente, cosa que no hubiera sido posible de no haberte divorciado.

Tendrás más libertad y control

Uno de los mejores aspectos del divorcio es que vuelves a estar en control de tu vida- y no sólo a futuro, sino a diario-. Ahora tu tiempo es tu tiempo, tu espacio es tu espacio, y tu casa es tu casa, libre de enfrentamientos, peleas y malas vibras. ¿Quieres ver esa serie en Netflix? ¿Te quieres ir de viaje a este destino según tu signo del zodiaco? ¿Quieres poner una planta en cada esquina de tu casa? ¡Adelante, todo es tuyo!

Tendrás una vida sexual completamente nueva (y potencialmente mejor)

Al igual que con los demás aspectos de tu vida después de divorciarte, ahora es borrón y cuenta nueva. Nuevamente eres libre de tener la vida sexual que quieras, con quien quieras y cómo quieras. Incluso darle la oportunidad a...wait for it...el sexo casual, (dos palabras que cuando te casaste jamás pensaste volverías a pronunciar).

Sin embargo, no estamos diciendo que no te costará llegar a ese punto. Por poco o mucho que hayas estado casada y hayas o no tenido hijos, seguramente ya ha pasado un buen tiempo desde que estuviste con alguien que no fuera él, ¡ni se diga de salir en una cita! Fresca, es normal. Estás desconectada de ti misma emocional y sexualmente, has estado absorta en los horrores logísticos y emocionales del divorcio, en la intensidad de ser mamá, que seguramente ya hasta se te olvidó lo que es sentir algo por otra persona.  

Pero ahora eres más madura que nunca, tienes una nueva apreciación del poder de tu cuerpo y muchas menos concepciones sobre el sexo. Y seguramente si hablas de ello con otras mujeres divorciadas verás que hacen eco de este sentimiento, las relaciones sexuales posteriores al divorcio son algunas de las mejores de toda su vida.

Ganarás una nueva sensación de confianza

No vamos a mentirte, el divorcio puede tener un efecto negativo en tu autoestima, ¡pero no la puede destruir! De hecho, cuando vuelvas a empezar de cero notarás un nuevo nivel de confianza en ti misma que nunca supiste que tenías. Empiezas a aprender a amarte realmente, un amor puro y verdadero, y las nuevas metas que te propongas serán la chispa que encenderá el fuego que llevas dentro.

Aprende a estar sola, ¡y feliz!

Lo bueno seguirá siendo bueno

El divorcio es una etapa, una etapa larga, ardua y dolorosa, pero que si la nutres, se transformará en una nueva y fabulosa etapa, lo que será tu nueva vida. Si un divorcio justo para ambos toma tiempo, lo cierto es que para una nueva tú post divorcio, también. Date ese tiempo y cuando finalmente estés en ese punto, te estarán esperando un sin fin de cosas positivas.

Dejarás de vivir una mentira

La mayoría de nosotras ocultamos la realidad de nuestros matrimonios a los demás. Pero por más que tengamos a todos convencidos de ser una pareja feliz, tú y tu esposo sabrán lo contrario. A veces porque sentimos vergüenza, porque tememos la realidad de las cosas o porque simplemente no queremos aceptarlas, lo ocultamos. ¡Pero se vuelve agotador! Así que una vez que te divorcies sentirás el alivio de vivir en la verdad.

Puedes hacer otro tipo de bonding con tus hijos

El divorcio puede llegar a ser duro para tus hijos, pero una vez superen la etapa inicial lograrás sacar de toda esta experiencia una relación más estrecha que nunca con ellos. Tal vez lloren, se abracen mucho, expresarán sus sentimientos: rabia, desilusión o tristeza; pero estarás tan cerca de ellos como te lo permitan y les darás su propio espacio también. Empieza por implementar planes con ellos, uno a uno, no en familia, sino ellos contigo. Así te conocerán mejor como persona y no sólo como “mamá” y los conocerás mejor a ellos también. Sin duda no será fácil, pero harás lo mejor que puedas, y eso es suficiente.

Tal vez jamás conozcamos a alguien divorciado que le haya parecido placentero, pero tampoco nadie podrá refutar las cosas positivas que surgieron por ello, como tener la cama para ti sola…¿no? Bueno es broma, pero ¡al menos aprendiste a reirte de nuevo y a divertirte! Apostamos que puedes encontrar muchas más, ¡considera hacer tu propia lista!

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.