COMENTARIOS

5 Mitos de la keratina desmentidos

Fucsia.co

5 Mitos de la keratina desmentidos Consejos de la keratina. (Foto vía Getty)

Descubre si realmente la keratina debilita el pelo, si lo quiebra, si frustra los trabajos de teñido y más, a continuación.

Seguramente has escuchado mucho sobre la keratina y las diferentes variedades que existen en el mercado. Pero realmente ¿qué tanto sabes? Pon a prueba tu conocimiento del tema y despeja dudas con nosotras mientras desmentimos los mitos acerca de la keratina.

Mito #1: La keratina solo está disponible en salones de belleza y por un precio muy poco amigable.

Realidad: nos han hecho creer que el camino hacia un pelo saludable está pavimentado con billetes de cien dólares, y sí, pero hay otras formas de conseguirlo. Cada vez son más las marcas de belleza que incluyen el poder de la proteína a través de sus shampoos nutritivos y fórmulas acondicionadoras, que nos permiten cosechar los beneficios de la keratina con cada lavado.

Lo ideal es encontrar un producto con keratina natural humana pues por lo general, las marcas de belleza obtienen proteínas de productos animales (como plumas o lana) para estos productos de venta libre. Este innovador proceso no solo ayuda a mantener la integridad estructural de la proteína sino que también aumenta su biodisponibilidad (la disposición de nuestros cuerpos para aceptar el ingrediente como una herramienta de reparación). Una vez aplicado al pelo (a través de un shampoo, acondicionador o producto para peinar), el extracto funciona con mayor eficacia, localizando el daño en el pelo y reparando y fortaleciendolo donde sea necesario, creando una textura uniforme y llena de brillo.

Mito #2: La keratina elimina todo rastro del cuerpo natural del pelo, especialmente de los rizos.

Realidad: Si crees que aplicarte keratina significa comprometerte con el mismo peinado liso día tras día, piensa otra vez. Aunque tradicionalmente la keratina se ha enfocado en alisar tu pelo de manera permanente, el ingrediente como tal contiene contiene un gran poder para dar forma cuando se usa de otra manera. Esto se debe a que, cuando se usa en su forma pura la keratina no sólo fortalece el pelo, sino que agrega cuerpo y rebote, ¡y a todos los tipos de pelo! ¿El resultado? El volumen del pelo no se perderá, no importa qué tan rizado o recto quieras llevarlo.

Mito #3: La Keratina eliminará el tono del pelo tinturado.

Realidad: Te sorprenderá saber que en realidad los productos para usar en casa que contienen keratina realmente pueden ayudar a amplificar el color del pelo, pues consigue que refleje más luz, un truco que agrega vitalidad al color.

Eso sí, si vas a realizarlo en un centro especializado, asegúrate que el colorista y el profesional que administra el tratamiento estén coordinados para diseñar un plan que mantenga la integridad de la tintura. Lo cierto es que un tratamiento de keratina profesional puede aclarar el pelo tratado hasta en uno o dos grados. Por eso es mejor proteger los reflejos programando un tratamiento de brillo antes o después de reservar un tratamiento de keratina, que además ayudará a sellar el tono deseado y evitar que el color se desvanezca.

Mito #4: La keratina causa que el pelo se rompa y se dañe.

Realidad: la capacidad de romper tu pelo con keratina depende de cómo lo uses. Por ejemplo, algunos de los productos de uso en casa reforzados con la proteína vienen desarrollados para dar una reparación molecular al pelo, alimentándolo exactamente con lo que necesita. Es decir que en lugares donde el pelo ya está sano la keratina no es absorbida, evitando el exceso del tratamiento y, por lo tanto, la rotura.

Cuando se trata de tratamientos de keratina profesional sí pueden producirse roturas y daños, pero la mayoría de las veces el culpable detrás del cabello frito es el estilista, no el tratamiento en sí mismo. ¿Por qué? En casi todos los casos de debe a que aplican demasiado calor (ya sea una temperatura demasiado alta o un repaso demasiado frecuente con la plancha, si un estilista recorre secciones del pelo más de una o dos veces con la plancha, puede provocar daños).

Ese es el peor de los casos y es poco común, así que cuando se ejecuta correctamente el tratamiento no solo puede proteger la integridad del pelo, sino que también puede proporcionar un impulso saludable. *Pro tip: debes ser extremadamente quisquillosa cuando busques un estilista o mejor opta por productos más seguros para el cuidado del pelo de uso en casa.

Mito #5: Todos los tratamientos con keratina contienen carcinógenos.

Realidad: Algunos sí. La agencia gubernamental de Estados Unidos FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) ha advertido a los consumidores que eviten los tratamientos que contienen formaldehído, un carcinógeno conocido que se ha relacionado con dolores de cabeza, mareos, náuseas, erupciones cutáneas y otras reacciones de salud tanto en los clientes como en los trabajadores del salón. Lo mismo sucede con los liberadores de formaldehído (como el metilenglicol y la formalina), que se cree que liberan gas de formaldehído en el aire cuando se calienta (parte inevitable del tratamiento).

Mientras que la batalla en contra de los ingredientes cancerígenos en los tratamientos de keratina aumenta, varias formulaciones de productos diferentes (tanto en el salón de belleza como en el hogar) están disponibles sin ellos. ¿No estás segura de lo que entra en los tratamientos de keratina que usa tu salón? Los expertos sugiere consultar con tu estilista antes de reservar un tratamiento para asegurarte de que el producto utilizado no contenga formaldehído o liberadores de formaldehído.

Consulta: Esto es lo que tienes que tener en cuenta al leer la etiqueta de un producto de belleza

Entonces, ¿es la queratina un elemento esencial para tener un pelo saludable, o pones en peligro tu pelo...o ambos? Todo depende de cómo lo utilices.

Sigue leyendo:

-6 Formas de conseguir ondas perfectas sin usar un rizador

-7 hábitos de mujeres con el pelo increíble

-12 mandamientos de belleza que este año sí cumplirás

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.