COMENTARIOS

7 malos hábitos que dañan tu pelo (y sus soluciones)

Fucsia.co

7 malos hábitos que dañan tu pelo (y sus soluciones) Hábitos que dañan tu pelo. (Foto vía Getty)

Corta estos vicios de raíz de la mano de los expertos.

¿Esperas a que tu pelo esté completamente seco antes de usar herramientas calientes? ¿Te cortas el pelo cada ocho semanas? Si te estás hundiendo en tu silla mientras lees esto porque claramente tu respuestas no fueron afirmativas, ¡fresca! No te tienes que sentir culpable, los malos hábitos son difíciles de romper. Aunque sepamos lo importante que es dejar de hacerlo, tendemos a volver a nuestras viejas costumbres cuando estamos de afán e intentamos tomar atajos.

Para ayudarnos a cortar estos vicios de raíz, recurrimos a las confesiones de malos hábitos más populares entre las mujeres, así como también a los expertos en el cuidado del pelo. Estos son algunos consejos útiles para que presumas de un pelo sano y espectacular. ¡Pon freno a los errores de pelo que descuidan tu melena!

No volver a cortarte el pelo para tenerlo largo
Aunque suele ser uno de los momentos más temidos, cortar las puntas es fundamental para sanear el pelo. Tanto si tienes el pelo largo como si lo tienes corto, un corte de unos cinco centímetros de puntas ayudará a sanear los extremos y combatir la sequedad en medios y puntas. Además, si lo piensas, entre más evites al peluquero, más daño acumulas. Por eso cada vez que vas (¿once every blue moon?) terminas cortando mucho más de lo que quisieras para eliminar lo dañado. ¡Di sí a cortar tus puntas para un pelo sano!

Arrancar la horquilla
Todas nos hemos sentado a (o tenido la tentación de) hacerlo: coges un mechón, vez un pelo dividido en dos (o tres o cuatro, ¡o siete!) y arrancas ese pedazo. Así, sin más. Pero ¡te lo rogamos! no lo vuelvas a hacer, pues el daño que le haces a tu pelo es incalculable. Piensa que tu pelo es una cuerda, si sigues jalando y arrancando un pedazo al final la cuerda se deshilacha y se deshace por completo. Lo mejor que puedes hacer si tienes horquilla o puntas abiertas es cortar el pelo, así sea solo las puntas, regularmente. De este modo, poco a poco, acabarás con las puntas abiertas. También puedes optar por un tratamiento restaurador que reconstruya la proteína de cada hebra y selle la cutícula para evitar futuras fracturas.

Te haces recogidos tirantes y usas cauchos apretados
Lo ideal es dejar de usar los cauchos por completo, ya que el mal uso de estos daña la fibra capilar y parten el pelo. Es mejor que uses pinzas o la gomas de silicona, ¡y solo recoge el pelo cuando esté completamente seco! Eso sí, la regla de oro es que nunca sean muy apretados. Si los hacemos demasiado tirantes podemos dar lugar a la alopecia traccional; es decir, aquella que aparece por fijar el cabello con demasiada tirantez y que acaba arrancándolo.

No lavar tu pelo justo después de salir del mar o la piscina
En la medida de lo posible aclarar tu pelo justo después de salir del mar o de la piscina para eliminar la sal, la arena o el cloro es un must. Si odias lavar tu pelo todos los días tienes dos opciones: o no te sumerges y evitar el contacto con el agua por completo o usas un shampoo con pH neutro, cuyo uso frecuente no irrita el cuero cabelludo.

Hacer mal uso de las herramientas calientes: secador, rizador, plancha…
Lo entendemos. Es difícil despedirse de las herramientas calientes. Así que no te vamos a decir que las dejes de usar por completo. En cambio te vamos a sugerir que uses productos para proteger el pelo cada vez que los uses. Un bálsamo o un spray protector del calor envolverá tu pelo en un escudo protector evitando el frizz y el daño que se hace evidente en tu pelo. Pero ten en cuenta también que no sólo debes proteger tu pelo. El calor inflama e irrita el cuero cabelludo, restando nutrición al pelo, lo que lo debilita. ¿La consecuencia? Mayor caída del pelo. Para poner freno a esta situación, aplica protectores de calor (incluso bloqueadores solares si vas a estar expuesta) hazte mascarillas y úntate aceites y acondicionadores que restauren la fibra capilar y cuero cabelludo.

No cepillar tu pelo, especialmente en las noches
Si eres de las que te metes en la cama sin cepillar tu pelo, es un error que después termina pasando la factura. Peinarte antes de irte a dormir es recomendable para eliminar la suciedad y grasa que pudiera acumularse durante el día. Por eso, es importante hacer uso de un cepillo que se deslice bien por el pelo para evitar los tirones y los nudos.

Y hablando de nudos…

Desenredar el pelo sin paciencia
El pelo enredado es causado por muchas cosas: la textura natural, el daño o los tipos de productos que usas. Pero sin importar la causa, la paciencia es clave para lidiar con esos nudos. Los expertos sugieren usar un cepillo de dientes anchos o una peinilla de cerdas de plástico flexibles para que se deslicen suavemente entre los nudos, con el pelo húmedo o seco, sin desgarrar la cutícula del pelo. Y eso sí, la clave está en cepillar el pelo empezando por la parte inferior y avanzando hacia la parte superior para evitar aún más los quiebres.

Sigue leyendo más acerca del cuidado del pelo:

-La mejor forma de secar tu pelo según su textura

-8 Hábitos del día a día que ensucian tu pelo

-Así debes vestirte según el color de tu pelo

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.