Mascotas

Razones por las que cualquier tipo de heces resultan ‘deliciosas’ para los perros

fucsia.com, 23/11/2022

Para los animales puede ser todo un manjar su excremento o, incluso, el de los humanos. ¿Por qué?

Razones por las que cualquier tipo de heces resultan 'deliciosas' para los perros
Perro hambriento - Foto: Getty

Aunque los dueños de los caninos hacen su mayor esfuerzo por educarlos y a veces están seguros de que no recurrirán a otros productos que no sea la comida con la que los han alimentado desde que llegaron a casa, se llevan la cruda sorpresa de que les resulta más provocativo cualquier tipo de heces, la de ellos u otros perros, e incluso la de los humanos. ¿Es un hábito que debe causar preocupación?

De acuerdo con varios estudios, este comportamiento de comer excrementos propios o ajenos, también conocido como coprofagia, es más común de lo que muchos creen aunque sea una conducta desagradable que se quiera eliminar por completo. Además, las investigaciones señalan que los desechos corporales no solo resultan ser deliciosos para los caninos, sino para otras especies.

El veterinario Benjamin Hart explica en el artículo “Defensas conductuales en animales contra patógenos y parásitos: paralelos con los pilares de la medicina en humanos”, que el 16 % de los perros domesticados se comen sus propios excrementos ante situaciones en las que pueden desarrollar enfermedades infecciosas.

Además, otros expertos aseguran que es parte de su instinto porque de alguna manera han adoptado esas conductas de sus ancestros, los lobos, animales que tratan de mantener su espacio de descanso libre de heces acumuladas y tienen otro tipo de comportamientos relacionados como guardar o enterrar su comida para tener reservas en caso de hambruna, situación que usualmente no ocurre con los perros, pero que tampoco se descarta en caso de no ser bien alimentados.

Causas

Una de las razones principales por las que se da esta práctica es por su proceso de desarrollo, una etapa en la que las madres de los cachorros los lamen como parte de su adiestramiento de aseo para eliminar y limpiar sus heces mientras se las comen durante sus primeros días de nacimiento.

Otra causa podría ser alguna enfermedad o deficiencias de su dieta, por lo que buscan en el excremento ese aporte de vitaminas que necesitan y que generalmente no encuentran en su alimento habitual. Sin embargo, este comportamiento también se relaciona con la diabetes u otras patologías que afectan su apetito.

Incluso, algunos medicamentos podrían provocar que tengan este tipo de conducta porque sienten más hambre de lo normal, pero para saber si este es el caso es necesario consultar primero al veterinario para tomar las medidas necesarias con el objetivo de prevenirlo.

¿Comer heces es una señal de ansiedad?

Si ya no es un cachorro y sigue con esta conducta se recomienda prestarle mucha atención porque podría ser un efecto de estrés o ansiedad que le genera alguna situación; pasar mucho tiempo solos, no tener con quién jugar o separarse sus dueños, pueden ser algunas de las causas para que los perros mantengan esta conducta.

Con este comportamiento los perros intentan llamar la atención y si lo hacen con frecuencia sí debería generar preocupación debido a que hay más probabilidades de que se llenen de parásitos como anquilostomas, lombrices intestinales, entre otros.

PerrosHecesmascotas