COMENTARIOS

9 Errores que estás cometiendo con los vestidos de baño

Fucsia.co

9 Errores que estás cometiendo con los vestidos de baño Tips sobre vestidos de baño. (Foto vía Getty)

Es tan fácil cometer el error #8.

Se acerca el #BikiniSeason, lo explica porque empiezas a encontrarte inundada de tips y consejos para el “bikini body”. Aquí no vas a encontrar nada de eso. En cambio, ¡te vamos a decir que debes ponerte lo que quieras, lo que sea que te guste! Claro, esto no quiere decir que no cometamos unos errores claves a la hora de elegir un vestido de baño. Descubre cuáles son y cómo solucionarlos.

1. Cuando la parte de arriba no da suficiente soporte
Chicas de copas grandes, esto va dirigido especialmente para ustedes: hay miles de vestidos de baño lindos que ofrecen suficiente soporte (y no necesariamente tienes que ser del estilo sujetador) con los que no volverás a sufrir. ¡Deja ya de pasarte el día preocupada y subiendote el top una y otra vez! Busca bandas y ajustes más anchos para la próxima vez.


2. Insistir en usar el mismo vestido de baño de hace mil años
Sí, ese bikini era súper lindo, es más, era tu favorito. Pues tenemos noticias para ti: los trajes de baño están hechos de elástico, y con el uso, el elástico se estira y se desgasta. Así que si eres de las que tiene un vestido de baño con el que siempre vas “a la fija”, puede que ya sea hora de darle el último adiós y empezar con algo nuevo. O, compra el mismo estilo otra vez, no te vamos a juzgar si lo haces.

3. No comprar el estilo ideal para cada actividad
Si, como muchas mujeres antes que tú, usas el mismo bikini para todo, así sea para broncearte o para surfear, estamos aquí para decirte, "Por favor, deja de hacer eso". ¿Por qué? Porque si vas a ser súper activa y vas a remar, o a saltar desde alguna altura o nadar, no quieres que tu bikini se desate o que la parte superior se suelte tan pronto como toques el agua. ¡Para algo existen los estilos deportivos! Y sí, igual pueden verse super cool.

4. Pensar que los vestidos de baño enteros o de una pieza no son cool
De hecho, los vestidos de baño de una pieza están en furor esta temporada. Encuentralos en estilos femeninos, innovadores e incluso súper sexy...sea cual sea tu talla.

5. Comprar la pieza de abajo demasiado grande
Si estás tratando de prevenir el síndrome de nalgas escurridas, ten cuidado de no caer en este error. Muchas mujeres, incluyéndome, hemos comprado la parte de abajo de los vestidos de baño una talla más grande para evitar quedar muy entalladas o marcadas. Pero realmente, lo que está pasando es que tu vestido de baño cede y crea bolsas al salir del agua (y en el peor de los casos hasta dentro de ella). Los trajes de baño se estiran con el tiempo, por lo que este problema empeorará con cada uso. Así que la próxima vez que estés en el probador midiendote un vestido de baño, muévete, estirate y asegúrate de que todo permanezca exactamente donde debería estar, así sabrás si realmente es necesaria la talla de más, o no.

6. Pensar que no te verás bien en un bikini
¡Jamás! Los bikinis se nos ven bien a todas, tal vez sea cuestión de cambiar de estilo más que de modelo. Si eres más conservadora y prefieres no mostrar tanta piel considera un estilo retro, con la parte inferior alta. Y si no te sientes cómoda, prueba también con una parte superior boho que sea suelta y que dé movimiento.

7. No atreverse a usar nuevos estilos
Claro, te encanta tu bikini de triangulitos - ¡está bien! - pero hasta que no pruebes algo nuevo no descubrirás los otros estilos. Dale la oportunidad a los vestidos de baño de un solo hombro, a los de anudar, porque no hay mejor momento para probar algo nuevo.

8. Caer en la trampa de la compra de dos piezas en una misma talla
Este es uno de los errores más frecuentes, pues simplemente comprar un vestido de baño de dos piezas en una sola talla no funciona. ¿Por qué? Muy simple, la mayoría no somos la misma talla arriba que abajo. Hacer esto puede dejarte con una talla de abajo que te queda volando o una talla de arriba a punto de estallar. La solución, por supuesto, es mezclar y combinar estilos. ¡Incluso puedes mezclar y combinar marcas! Al final jugar al mix & match con estilos y estampados puede ser hasta más interesante que un conjunto.

9. Te preocupas demasiado por las líneas del bronceado
Algunos de los trajes más lindos que hay por ahí son una mezcla de tirantes y recortes, y es posible que te estés perdiendo un estilo súper divertido solo porque te preocupan las líneas de bronceado potencialmente extrañas. ¿Sabes lo que puedes hacer? Úsalo para los días de poco sol, cuando sabes que vas a estar bajo la sombra o usa un bloqueador solar por todo tu cuerpo. Eso mantendrá a raya las líneas locas. O claro, también está la opción de hacerlo sin remordimientos, ya habrá tiempo para emparejarlo.

Sigue leyendo:

-Las diez tendencias de vestidos de baño que debes conocer este 2018

-¿Cómo escoger el vestido de baño ideal según tu tipo de cuerpo?

-Ashley Graham está cambiando la industria de belleza y moda a la vez

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.