COMENTARIOS

Guía para vestir mejor que nunca después de los treinta

Fucsia.co

Guía para vestir mejor que nunca después de los treinta

¿Los treintas son los nuevos veintes?

Indudablemente los tiempos han cambiado y los treinta no significan para nada que debas despedirte de tu juventud...divino tesoro (si no lo pensaste es porque tienes menos de veinte).

En una sociedad donde la juventud es casi una religión, las líneas entre lo apropiado y lo aburrido pueden llegar a difuminarse. Por eso, hemos preparado una guía práctica para saber navegar entre las normas escritas y no escritas que deben tenerse en cuenta.

Invierte en prendas de calidad

Tras años de comprar en las firmas fast fashion, o moda desechable, es hora de que inviertas en piezas que te durarán toda la vida (y para entonces deberías tener esta cantidad de dinero ahorrado).

Lo aconsejable es empezar por ítems básicos con diseño atemporal y que puedas combinar con otras prendas más trendy. Unos tacones negros, un bolso de alguna firma o incluso, una buena camisa blanca- descubre cómo optimizarla para obtener los mejores looks.


Añade un clásico a tu closet

El bolso ‘2.55‘ de Chanel, el ‘Birkin’ de Hermès o el ‘Speedy’ de Louis Vuitton, los tacones con la afamada suela roja de Christian Louboutin o los bicolor de Chanel son algunos de los ejemplos de piezas que jamás pasarán de moda. Además son fácilmente reconocibles, pero ¡ojo! no te dejes conquistar por imitaciones. Tener en tu posesión un clásico original tiene también su magia psicológica: un regalo especial, único y en la mayoría de los casos añorado, de tí para tí que te reconoce los años que llevas trabajando ¡y ahorrando!


Apuesta por el negro

Digan lo que digan el negro siempre es el nuevo negro- nada podrá reemplazarlo. De pies a cabeza o combinado con un toque de color, ningún tono favorece tanto como el negro. Además nunca vas a errar pues sin importar lo que surja en tu agenda, nunca vas a encontrar un look más versátil, acertado y sofisticado como uno negro. Por si quieres variedad, aquí te mostramos cómo optimizar tu pantalón negro.


Combinar sin miedo

Definitivamente, dos personas diferentes lucen completamente distinto el mismo look. Por lo que si una veinteañera mezcla estampados puede aparentar ser una principiante. Sin embargo si una chica diez años mayor lo hace la combinación puede verse ideal. ¡Aprovecha la dicotomía! Flores con lunares, minimalismo con joyas XXL, o vanguardismo con clásico, arriésgate sin miedo.


Es hora de visitar al sastre de tu chico

El traje masculino es la descripción gráfica de madurez. Además de los modelos clásicos que permiten combinarse de diferentes maneras, opta por tener varios estilos. Asi podrás combinar el blazer oversize con los pantalones estilizados o el pantalón midi para tener otra opción más vanguardista.

Conoce a la Colombiana que redefinió el concepto del power suit, para que veas cómo te verías de bien en un traje.


Los accesorios: tu nuevo culto

Si a los veinte tal vez reservabas los accesorios para ocasiones especiales, a los treinta tienes toda la confianza del mundo para lucirlos. Boinas, sombreros, guantes, ¿un chal de piel? ¿Aretes XXL para la oficina? La respuesta correcta es un sí rotundo.


¿Labios rojos? Siempre

Aunque los labios rojos solían ser tu arma secreta para sorprender en una salida nocturna, una vez entrada en los treintas son descontextualizados y- sin exagerar- se pueden llevar las veinticuatro horas. Además es el mejor tip de maquillaje para quitarte años de encima (¡no que los necesites!) un plus que a cualquier edad es siempre bienvenido y muy gratificante.


Inspírate en los íconos de estilo

Como ya bien sabes, este es el primer paso hacia encontrar tu estilo personal pero lo cierto es que tras picotear durante tantos años entre tantas influencers, fashionistas y trendsetters es hora de que encuentres un ícono de estilo con el perfecto equilibrio de inspiración que necesitas.


Escoge tus batallas

En las relaciones y en la moda es importante saber que ¡no todo es para ti! Por más obsesionada que estés con los chokers, las chaquetas bombers, los crop tops o las trenzas de boxeadora, ¡si no te lucen, no las uses! Sentirte siempre cómoda con la ropa que llevas es la diferencia primordial de cómo vestías en los veintes.


Sin embargo la regla de oro- aunque un poco contradictoria- es la siguiente: guarda todo lo que siga haciendo sentir como una veinteañera. Es una década a la que probablemente nos seguiremos aferrando en espíritu y estilo hasta el fin de los días. Aunque en esa época estabas intentando encontrarte a tí misma, después de los treinta es posible que hayas concluido esa búsqueda. Así que tu propio closet no es un mal punto de partida: ya sabes cómo darle el mejor uso a todas y cada una de tus prendas.

Y..¿de qué nos deshacemos?

A partir de ahora cambia el plástico por la piel (existen opciones que no son crueles con los animales), los shorts por las bermudas y la ropa interior de algodón por un conjunto de lencería (posiblemente sin gatitos estampados)- esos días déjalos atrás, ¡bien atrás! junto con los errores de los veintes...y bienvenida al tercer piso, verás- la vista desde aquí es mucho mejor.

Para ayudarte aquí te dejamos 6 pasos para arreglar tu clóset y sacarle el máximo provecho.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.