COMENTARIOS

Las 7 preguntas más frecuentes sobre las extensiones de pestañas ¡resueltas!

Fucsia.co

Las 7 preguntas más frecuentes sobre las extensiones de pestañas ¡resueltas! Foto: Pinterest

Descubre todo lo que tienes que saber sobre la técnica favorita de todas las chicas top para ampliar la mirada.

El camino a unas pestañas perfectas no es fácil. Primero gastas miles de pesos en busca de la pestañina perfecta. Luego comienzas a adelantar tu alarma para ponerte las pestañas postizas que compraste en la farmacia. ¡Pero aún no estás satisfecha! Y aunque estás resuelta por las extensiones de pestañas, te encuentras llena de dudas y preguntas.

Primero lo primero: si las pestañas de esa celebrity, influencer, modelo y hasta la que va sentada al tuyo en el bus, son extremadamente largas, su curvatura desafía la gravedad, siempre parecen maquilladas, y son tan tupidas que no parecen reales, no estabas equivocada, digan lo que digan ¡llevan extensiones de pestañas! Aunque no lo confiesen, reciben una ayudita extra, así que no trates de seguir sus supuestos consejos caseros de belleza porque puedes terminar causando daño permanente.

Pero ¿duelen? ¿Cuánto tiempo duran? ¿Son aptas para todas? Sigue leyendo.

1. ¿Dañan las pestañas naturales?

La primera duda es tal vez la más frecuente pues tras tantos deslices de belleza, ni por más soluciones rápidas que tengan, queremos poner en riesgo nuestras pestañas. ¡Las prefiero cortas y separadas antes que perderlas! pensarás. Pero ¡fresca! Las extensiones de pestañas no deberían estropear tus pestañas naturales ya que no van pegadas directamente sobre ellas. Pero ten cuidado, si descubres que se te están cayendo es porque ha habido un error en la aplicación.

2. ¿Duele?

Como algunas somos más gallinas que otras, en especial cuando de tratamientos cosméticos se trata, ciertamente nos preguntamos si duele. El punto de partida a esta respuesta recae en el centro especializado. La única forma de recibir unas extensiones seguras es acudiendo a un lugar que ofrezca profesionales acreditados y cumpla con todas las garantías de higiene.

Ahora respecto al dolor, el tratamiento se hace pestaña por pestaña, por medio de un trabajo extremadamente delicado y minucioso, y aunque dura aproximadamente una hora y media, no es invasivo. Dependiendo de tu grado de sensibilidad tal vez te resulte un poco incómodo, ¡pero no es un proceso doloroso!


3. ¿Es para todas?

¡Sí! Cualquiera puede ponerse unas extensiones de pestañas excepto las personas con los ojos hipersensibles o cuando tienes una infección ocular.

4. ¿Cuánto tiempo duran?

Una vez te inicias en las extensiones de pestañas te tienes que comprometer con un mantenimiento constante para mantenerlas en perfecto estado. Así que como las pestañas naturales se renuevan cada seis semanas, se recomienda rellenar las extensiones cada tres semanas aproximadamente. Si tus pestañas recién aplicadas se caen a los pocos días - o horas - es porque algo ha salido mal y tienes que volver a acudir al centro especializado para que te las revisen. Eso sí, el juego o set entero debe cambiarse cada tres meses.

Y no, ¡no tienes que “descansar” de ellas! A diferencia de otros tratamientos cosméticos, como por ejemplo las uñas de gel, no hace falta “descansar” de las extensiones porque no alteran el crecimiento de las pestañas naturales.

5. ¿Cuales son las recomendaciones específicas?

Aunque sí puedes maquillarte, usar sombras de ojos y hasta pestañina, ¡pilas! quedan prohibidos los productos oleosos y resistentes al agua. Lo mismo para desmaquillarte: no lo hagas con productos a base de aceite sino opta por los de agua para no causar ningún daño a las extensiones.

Además, después de cada cita, tu técnico debe proporcionarte un cepillo limpio para mantener tus pestañas alineadas. Puedes cepillarlas varias veces al día para organizarlas y mantenerlas luciendo perfectas.

6. ¿Cómo debo elegir el centro de estética?

No asumas que todos los lugares son lo mismo, ni temas hacerles ¡todas! tus preguntas, después de todo estarán trabajando cerca de tus ojos. Asegúrate de que tengan una licencia de esteticista, específicamente que estén certificados para realizar un tratamiento de extensiones de pestañas. Y si aún no estás convencida, pide que te muestren fotografías de su trabajo.

Investiga distintos centros ¡y compara sus precios! En este caso el dicho “recibes lo que pagas” aplica completamente pues el precio dicta la calidad. Sin embargo tampoco hay que caer en las trampas del sobrecosto por lo que antes de tomar una decisión basada en precios asegúrate de seguir el consejo anterior.

7. ¿Cómo deben quedar?

Las extensiones de pestañas de calidad deben verse definidas, rectas y naturales (incluso las de máximo volumen). Si se ve el pegamento, las pestañas quedan pegadas o quedan torcidas, cambia de técnico. Además tienes que saber que las pestañas se pueden personalizar- ¡así que el resultado final depende de lo que tú quieras!-. Las extensiones vienen en distintos volúmenes, longitudes y niveles de curvatura que puedes combinar para calzar con tus pestañas naturales.

Ahora con dudas resueltas, una breve advertencia: ¡causará total adicción!

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.