Moda

Alta Costura: guía para entender en definitiva la máxima expresión de la moda en la actualidad

Revista Fucsia, 3/7/2022

Este es un tema del que muchos hablan, pero pocos entienden. Te explicamos.

Schiaparelli
PARIS, FRANCE - JANUARY 21: Erin O’Connor walks the runway during the Schiaparelli Spring Summer 2019 show as part of Paris Fashion Week on January 21, 2019 in Paris, France. (Photo by Peter White/Getty Images) - Foto: 2019 Peter White

“Qué coman pasteles”, fue la frase atribuida a la polémica, pero exquisita, María Antonieta de Austria, reina de Francia, cuando le comentaron que los campesinos no tenían ni para adquirir una hogaza de pan.

Aunque no sabemos si realmente esta frase salió de la reina prerrevolucionaria y causante de la Revolución, o solo es una leyenda de las masas, lo que sí nos demuestra es el lujoso mundo en el que estaba inmerso Marie Antoinette y el cual nos deja un legado que aún hoy en día podemos vislumbrar.

En el siglo XVIII, la cotizada modista Rose Bertin fue la encargada de crear extraordinarios vestidos en telas y texturas nunca antes vistas para adornar a la medida el cuerpo de la reina consorte de Francia. Los diseños exclusivos llamaron tanto la atención de la nobleza que pronto se corrió la voz de una confección tan elevada que incluso muchos miembros de la realeza no podían acceder a ella.

Sin embargo, la Alta Costura que conocemos hoy en día puede diferir un poco de la que alguna vez lució María Antonieta en el château de Versaille.

Alta Costura: lo que debes saber sobre la confección más exclusiva del mundo

Para empezar, la Alta Costura, o Haute Couture en francés, es la creación de vestidos, trajes o prendas en general que son hechas a la medida del cliente y realizadas a mano a partir de materiales exclusivos.

El proceso lento, artesanal, personalizado, único, sumado a las telas utilizadas, hacen que este tipo de confecciones fueran durante muchos años un signo de riqueza y renombre.

Los trajes a la medida de María Antonieta fueron los precursores de la Alta Costura, aunque se cree que el término nació con fuerza por un británico, pero también en Francia. Desde el siglo XIX, Charles Frederick Worth es conocido como el padre de la Haute Couture, incluso considerado como el primer diseñador que abrió la primer maison, u hogar de moda, e inició con una tradición que jamás dejaríamos ir: las pasarelas.

La Alta Costura propone la participación de los mejores costureros, quienes conocen cómo lograr finos acabados con el nulo uso de la máquina de coser; cada detalle es a mano. Es por esto que realizar una prenda puede tardar hasta 200 horas.

Se cree que para la colección otoño/invierno de Karl Lagerfeld para Chanel en 2018, una de las prendas requirió de casi mil horas para su confección y que el vestido de Chiara Ferragni, diseñado por María Grazia Chiuri y firmado por Dior, tomó 1600 horas para su creación.

En medio de esta rigidez también se encuentran los estándares de la exclusiva confección, que se estipularon en 1973 y se siguen usando hoy en día, luego de que el Gobierno francés catalogara de Haute Couture a todas las casas de moda que tuvieran estas características:

  • Presentar mínimo dos colecciones al año de 35 salidas. Estas deben ser presentadas en París.
  • Contar con mínimo 20 empleados en el atelier.
  • Las confecciones deben ser a mano y a la medida, la cuales necesitarán de más de tres pruebas para asegurar el fit perfecto.
  • La petite main, o costurera, que inicia la prenda debe ser quien la termine.
  • No se pueden producir más de 10 piezas con el mismo diseño.
  • El precio estará entre los 16 y los 60 mil euros.

Cabe aclarar que el Gobierno de Francia protege el término de Alta Costura y las casas de moda son aprobadas por el Ministerio de Industria y en especial por el Chambre Syndicale de la Haute Couture.

¿Cómo es la Alta Costura en la actualidad? Así se viste la ‘realeza’ de nuestros días

En las últimas décadas, el libre pensamiento, los cuestionamientos sociales y las nuevas tendencias, como la moda sostenible, han cuestionado la existencia de la Alta Costura considerándola incluso banal.

Esto se ha visto en la determinante reducción de las casas de moda que se distinguían por este tipo de confección. En 1946 había 196 casas de Alta Costura registradas en todo el mundo. Para el 2000, el número se redujo a 18, acorde a cifras de la Federación francesa de la Alta Costura y de la Moda.

En el 2021, las casas de moda que han sido acreditadas para ser catalogadas como de Alta Costura son Adeline André, Alexandre Vauthier, Alexis Mabille, Bouchra Jarrar, Chanel, Christian Dior, Franck Sorbier, Giambattista Valli, Givenchy, Jean Paul Gaulier, Juana Martín, Julien Fournié, Maison Margiela, Maison Rabih Kayrouz, Maurizio Galante, Schiaparrelli y Stéphane Rolland.

A pesar de la aparente poca oferta, sabemos que lo escaso tiene un valor. Y para enaltecer este exclusivo tipo de confección, existe la Semana de la Alta Costura 2022 que se celebrará en París, como es costumbre. Para pertenecer a este selecto grupo conformado en medio de la Federación de la Alta Costura y la Moda, existen dos tipos de miembros:

  • Correspondientes: son quienes tienen sus talleres fuera de París.
  • Invitados: son autorizados para portar la categoría de Alta Costura durante un año.

Los miembros permanentes, nombrados en la lista anterior, como Chanel o Dior, son los encargados de evaluar si una casa de moda merece llevar la etiqueta de máxima calidad que significa el ser nombrados de Haute Couture. En este evento, las grandes casas de moda, catalogadas de Alta Costura, presentarán sus más finas colecciones.

Los precios de estas confecciones pueden llegar hasta los 60 mil euros, casi 280 millones de pesos colombianos. ¿Quién tiene el poder adquisitivo? Antes era la realeza o la aristocracia europea y norteamericana. Ahora los mayores compradores están en Rusia, China, Corea y Oriente Medio, especialmente, acorde a cifras de Reuters.

Alta costuraModaFrancia