Home /

Que pasa

/

Artículo

Belleza y Salud

Remedios caseros para reducir la flacidez en los brazos o alas de murciélago

fucsia.co, 10/5/2023

Esta zona del cuerpo es una de las más difíciles de ejercitar, por eso aquí te traemos unos tips esenciales para conseguirlo.

Consejos para tonificar y marcar músculo en el brazo sin hacer ejercicio. Foto GettyImages.
Consejos para tonificar y marcar músculo en el brazo sin hacer ejercicio. Foto GettyImages. - Foto: Gettyimages

Una de las partes que también atormenta a las mujeres de su tren superior es ese gordito al lado de sus pechos o la parte de sus tríceps que normalmente no es tonificada a menos que haga ejercicio constantemente.

Y como sabemos que a muchas personas les cuesta hacer actividad física, en Fucsia te traemos algunas pomadas caseras que podrás hacer para hacerte unos masajes literalmente milagrosos.

1. Crema de coco

De acuerdo con las indicaciones de Mundo deportivo, debes: “mezclar 1/2 taza de aceite de coco con 1/4 de taza de manteca de karité o manteca de cacao. Para ello, primero derrite la manteca elegida al baño María, luego, añade el aceite de coco y remueve hasta que se mezclen por completo. Cuando se haya enfriado, ya podrás aplicarla sobre la piel de los brazos, realizando siempre masajes circulares”.

2. Crema de café

La página anteriormente mencionada sugiere que en un recipiente, mezcles 1/2 taza de café molido, 1 taza de azúcar blanco y 3/4 de taza de aceite de oliva. Cuando obtengas una pomada o revuelto homogéneo, aplícala sobre la zona a tratar haciendo masajes circulares en todo momento. Al finalizar, envuelve tus brazos con papel de film y deja que el tratamiento actúe durante unos 30 minutos.

De acuerdo con Becomedical, estos serían los principales consejos si quieres perder grasa de los brazos

  • Lleva una buena dieta. Evita el consumo de grasas saturadas, pues, como ya hemos dicho, este excedente se almacena en partes del cuerpo como los brazos. Apuesta por una dieta equilibrada, saludable y sin exceso de calorías.
  • Haz actividad física. Tener una vida activa para ayudar a quemar ese excedente de grasa. Además, es muy recomendable a nivel de salud para tener el cuerpo en buenas condiciones. Apuesta por combinar ejercicios de fuerza con cardio para hacer un trabajo más global.
  • El cardio y los ejercicios con pesas serán tus mejores aliados. Para atacar directamente la grasa localizada en los brazos es importante que realices ejercicios que trabajen justamente esta parte del cuerpo. Por tanto, te recomendamos que realices series de brazos que pongan a trabajar todos los músculos para, así, ir definiendo la zona, tonificando los músculos y reduciendo la grasa acumulada.
  • Mantén tu cuerpo bien hidratado. Es esencial beber agua para que el organismo esté bien hidratado, pero también para drenar y limpiar el cuerpo de toxinas, grasas y elementos innecesarios.

Dos ejercicios buenos y fáciles para perder volumen en esta parte del cuerpo

Burpees:  Se realiza en varios movimientos (nace de la unión de las flexiones de pecho, las sentadillas y los saltos verticales) y con él se trabaja el abdomen, la espalda, el pecho, los brazos y las piernas.
Burpees: Se realiza en varios movimientos (nace de la unión de las flexiones de pecho, las sentadillas y los saltos verticales) y con él se trabaja el abdomen, la espalda, el pecho, los brazos y las piernas. | Foto: Getty Images
Ejercicios para los brazos
Ejercicios para los brazos | Foto: Getty Images

1. Vuelos con mancuernas

Escoge dos mancuernas con el peso que desees, parada y con la espalda totalmente recta, la idea es que tengas los brazos a sus lados, pegados a la cadera y que las levantes a la altura de los hombros. Luego, baja para volver a la posición inicial y repite este ejercicio las veces que creas conveniente y que tu cuerpo aguante.

2. Flexión de pecho

Teniendo en cuenta que la dificultad es un poco más alta, estando boca abajo, pon tus manos a la altura de tus hombros, en esa posición y con las rodillas apoyadas deberás empezar a subir y a bajar el cuerpo de manera controlada. Procura que los codos siempre queden en un ángulo de 90 grados cada que desciendas. Si sientes que está a un nivel muy avanzado, puedes poner un disco con bastante peso sobre tu espalda.