Relaciones

¿Cómo sobrevivir a la tusa según la ciencia? te traemos unos tips que te ayudarán

Fucsia.co, 28/3/2022

El desamor, un sentimiento tan común y tan influyente en nuestra vida, ¿cómo funciona científicamente hablando?

Tusa
Tips para sobrevivir a una tusa. - Foto: Martin Dimitrov

La tusa es un sentimiento que a nadie le gusta experimentar. Ese momento en que el amor se nos vuelve en contra y vivimos en carne propia lo que significa tener un corazón roto. No es fácil entenderlas y sobrellevarla, sin embargo, no es imposible.

Hasta el más serio y valiente puede enamorarse, nadie está exento de sentir el amor. Y claro está, tampoco de vivir lo que pasa cuando se acaba. Es algo normal y prácticamente inevitable. Este proceso tarda un tiempo y es complejo de sobrellevar, pero por más que duela y todo se derrumbe, nadie muere de amor.

Leonardo Palacios, médico neurólogo adscrito a Colsanitas, explica científicamente hablando que “cuando sucede una ruptura amorosa, se activan algunas áreas del cerebro a causa del choque emocional, específicamente la corteza cingulada anterior, que tiene la función de procesar información relacionada con el dolor”.

Respecto al dolo físico que experimenta el cuerpo cuando hay una pena de amor, el especialista manifiesta que “durante una pérdida, esta parte del cerebro interpreta esas emociones negativas y las convierte en dolor físico, que puede ser muy similar al que se experimenta durante una fractura”.

El doctor Palacios expone que, según la ciencia, durante la ruptura amorosa las hormonas que intervienen durante el enamoramiento disminuyen, y el cortisol, conocido como la hormona del estrés, aumenta, ocasionando que la persona se sienta mal.

En la parte psicológica, existe una fuerte similitud entre el duelo por el fallecimiento y una ruptura amorosa. Esto ocurre porque se experimenta la pérdida de alguien importante en nuestra vida.

Para entender un poco más la situación, es necesario entender que la tusa tiene tres fases diferentes. El orden no es lineal y puede variar dependiendo de la persona y la relación:

La negación. Esta etapa la sufren generalmente las personas que fueron abandonadas, es decir, a quienes les terminaron. Puede estar ligado a pensamientos de frustración e ira contra sí misma o con los demás. Una de las frases o pensamiento comunes en esta fase es “esto no me puede estar pasando a mí”.

Aceptación. Esta etapa es cuando ya se es consciente de que la relación terminó. De acuerdo con la psicoterapeuta adscrita a Colsanitas, Viviana Zapateiro: “Esto puede generar sentimientos de tristeza, soledad y ansiedad por un futuro sin esa persona, lo que puede desencadenar además en efectos físicos como pérdida de energía, dolores musculares e hipersensibilidad al ruido”.

Restauración. Esta fase es la meta de toda ruptura, llegar al punto en que las cosas quedan atrás. Sin embargo, es la más difícil de alcanzar, ya que implica un proceso de superación y las emociones negativas asociadas a la pérdida dejen de existir.

Tips para sobrellevar una tusa

Mantener la distancia. Según los expertos, es fundamental entender que la relación se terminó y, en lo posible, evitar el contacto a través de cualquier medio con la expareja. Esto permitirá reflexionar sobre lo que ocurrió y abstenerse de sentir dolor innecesario. Además, se evitan posibles confrontaciones y momentos dolorosos.

Nosotros mismos. Esto puede llegar a ser lo más difícil de la tusa. Debemos ponernos en primer lugar y manejar los sentimientos y comportamientos. Es crucial evitar conductas que perjudiquen la salud física y mental, por ejemplo, beber en exceso, consumir drogas, salir con alguien más, entre otros.

Hay que llorar. Esta es una de las forma más sanas, terapéuticas y naturales de expresar y liberar los sentimientos de tristeza, rabia o dolor que causa una ruptura amorosa.

Apoyo. Por más valientes que seamos, una tusa es difícil llevarla solos. Por ello, es necesario buscar apoyo y ayuda en las personas cercanas que puedan entender, escuchar y estar ahí en los momentos más complejos durante un proceso como lo es una ruptura amorosa.

La vida sigue. A lo largo de su proceso de restauración, lo vivido con esa persona debe quedar en el pasado. Una buena terapia puede ser empezar a deshacerse de los objetos que traigan recuerdos. Otra opción es ir entendiendo qué pasó y cómo fue la relación mientras duró.

Con respecto al hecho de buscar nuevas relaciones, es primordial sanar primero la anterior. Cuando se pueda hablar de la relación anterior sin dolor ni sentimientos negativos, sino como un recuerdo, se podría buscar a nuevas personas. Al momento de retomar las citas, es importante ser consiente para no repetir errores del pasado.

TusaRuptura amorosaDesamorrelacionesamor