COMENTARIOS

Diferencias del embarazo a los 20´s, 30´s y 40´s

Fucsia.co

Diferencias del embarazo a los 20´s, 30´s y 40´s Foto: Pinterest

¿Realmente importa la edad? Descubre las ventajas y desventajas del embarazo en estas tres décadas.

La mayoría de las mujeres están al tanto de su “reloj biológico” sin embargo a la hora de la verdad ¿qué tan importante es el rol de la edad? Si te tomas el tiempo de preguntarle a varias mujeres acerca de la edad ideal para tener hijos y obtendrás respuestas muy variadas.

Ciertamente con cada década existen ventajas e inconvenientes, que aunque por supuesto son generalizaciones, sirven de pistas básicas para las futuras o próximas mamás.

Veintes

Si lo que quieres es quedar embarazada en tu década de los veintes, la biología está de tu lado. Aún así, en algunas ocasiones, la etapa más fértil de la mujer no coincide con la estabilidad de la pareja o de su economía. Sin embargo es imposible negar que durante los veintes el cuerpo de la mujer se encuentra más receptivo que nunca: sus ciclos menstruales son más regulares por lo que sus picos de fertilidad serán una constante. Además los riesgos de sufrir de hipertensión o de diabetes gestacional son menores.

Pero no eres sólo tú quién se beneficia, también tu bebé. A medida que envejeces, tus ovarios envejecen contigo, por lo que la “calidad” de los óvulos se deteriora gradualmente. Por eso, los óvulos de una mujer más joven tienen menos probabilidades de tener anomalías genéticas, como el síndrome de Down, entre otras enfermedades congénitas.

Aún así, durante este periodo la mayoría de las mujeres se encuentran sumergidas en su trabajo y matrimonio, por lo que sumarle un tercer peso puede causar estragos emocionales. Además ¡triste pero cierto!, el “costo de la maternidad” sí puede verse reflejado en tu carrera, pero según este estudio, si queremos ser más productivas la respuesta está en tener hijos.

Treintas

Aunque de los mismos creadores de “y tú cuando te vas a casar” llega “y para cuando los hijos”, lo cierto es que una mujer que tiene a su primer hijo antes de los 34 es, en términos de salud, catorce años más joven que una mamá que da a luz a los dieciocho, asegura el profesor de sociología de la Universidad de Texas-Austin John Mirowsky, Ph.D. En otras palabras, las mujeres que dan a luz a fines de la adolescencia desarrollan más problemas de salud que las que esperan hasta los 30 años. (Y aunque quisieramos decirte que "ahí tienes la respuesta perfecta", lo cierto es que ¡no hay que demostrarle ni explicarle nada a nadie!, gracias a los treintas por haberte enseñado entre tantas cosas, eso). 

Es decir que aunque los treinta se han demonizado, como si el botón de fertilidad automáticamente dejara de funcionar una vez soplas las treinta velas sobre el ponqué, lo cierto es que no es hasta los 38 cuando posiblemente el índice de fertilidad decrece.

Durante esta década, estarás en un periodo ideal para prepararte para la maternidad, pues aún cuentas con la vitalidad de los veintes pero te inclinas por la madurez de los cuarenta. Sin embargo, aunque tengas mayor estabilidad en tu relación, carrera y finanzas, lo cierto es que los riesgos aumentan. Los riesgos de sufrir hipertensión durante el embarazo doblan el índice entre las mujeres de entre 20 y 30, así como el riesgo de desarrollar diabetes gestacional , sufrir un aborto o llevar a cabo un parto por cesárea (dos veces más probable que en las mujeres en la veintena).

Por eso, aunque según los estudios los niños nacidos de madres que tenían 30 años o más en el primer parto tienen más probabilidades de obtener un puntaje más alto en el colegio, por más que tengas la edad no quiere decir que tengas que tenerlos. 

Cuarentas

Ciertamente si los cuarentas son los nuevos treintas, la maternidad en este grupo de edad se ha cuadruplicado. Y por más que defendamos la idea que cada una crea sus propias reglas, es importante conocer los riesgos y ventajas de ser mamá a los cuarentas.

Por un lado, la espera tiene su recompensa: las mujeres que tienen su primer bebé a los 40 años o más viven más tiempo en promedio, probablemente como resultado de un mejor acceso a la atención médica y la estabilidad financiera.

Sin embargo, la desventaja de quedar embarazada más adelante en la vida es principalmente el aumento de riesgo en problemas de salud para la madre y el bebé. Un tercio de las mujeres mayores de 40 años tienen problemas de infertilidad y experimentan un mayor riesgo de complicaciones como diabetes gestacional, incontinencia urinaria y prolapso uterino. Además alrededor de un tercio de todos los embarazos en mujeres de 40 a 44 años terminan en abortos espontáneos. Existen varios motivos: para empezar, los huevos pueden estar defectuosos, el revestimiento del útero puede no ser lo suficientemente grueso o el suministro de sangre al útero puede no ser lo suficientemente rico como para mantener un embarazo.

Pero ¡no tengas miedo! y consúltalo con tu médico. Es normal preocuparse más por tu estado de salud y el de tu bebé, pero por lo general, todos los embarazos llegan a buen término. Valora, quiere y escuche a tu cuerpo, al fin y al cabo es sólo una de las tantas cosas que aprendiste a los cuarentas.

Te interesará leer también:

-5 Razones por los que las mujeres ya no quieren tener hijos 

-¿Cuántas veces debes tener sexo para quedar embarazada?

-¡Baby Boom! Estas son las famosas que serán mamás en el 2018

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.