Relaciones

¿Estás en una relación tóxica? Los «tips» para saberlo

Revista FUCSIA, 18/4/2022

Te mostramos algunas claves que quizá has ignorado.

Las relaciones de pareja tienen algunos problemas graves.
Las relaciones de pareja tienen algunos problemas graves que dan para una separación. - Foto: Image Source

Es normal que cuando estamos en una relación amorosa haya altibajos. Hay días buenos, hay días no tan buenos. Sin embargo, hay ocasiones en las que quizá no estamos muy seguros respecto a si es aceptable alguna acción o palabra de nuestra pareja. La falta de claridad respecto a la naturaleza de los actos, el “es que solo fue una vez”, pueden ser aspectos que permiten que caigamos en las populares ‘relaciones tóxicas’.

Esto se vuelve aún más difícil de identificar cuando dejamos que nuestros sentimientos se interpongan en la situación. Es por esto que te mostramos algunas red flags para que puedas saber con mayor facilidad si la relación solo está pasando por un mal momento o definitivamente dio positivo para toxicidad.

Las claves para identificar si una relación es tóxica

“Amiga, date cuenta”. Si frecuentemente tienes que decir “Solo tuvo un mal día” o “Casi nunca es así”, algo pasa. No hay relación que sea o haya sido completamente un fiasco, por algo estás allí compartiendo tiempo con esa persona. Pero hay momentos en los que no sabemos qué hacer, si debes alejarte de esa persona (o de esa relación porque también tú puedes estar influyendo en el problema).

Para ello, la revista Elle se dio en la tarea de exponer 10 tips con los que se puede iniciar un ‘rastreo’ y enumera algunas situaciones y actitudes que no son normales. En primer lugar, hay que resaltar que el príncipe azul no existe, pero hay comportamientos que no son aceptables.

  • El egoísmo es su mejor amigo. Las personas tóxicas no sienten empatía y siempre velan por sus propios intereses. Puedes intentar hablar de lo que sientes, pero no te va a escuchar o querer entender.
  • Son las víctimas del paseo. Sin importar lo que ocurra, no asumen la responsabilidad, sino que tienden a mostrarse como los únicos perjudicados. “Es que tú...”, es el inicio de sus frases favoritas.
  • Son tan pesimistas que les cuesta ver lo positivo de cada momento y se enfocan en lo malo que sucede o pueda suceder. Además, detestan los logros de los demás y se comparan con frecuencia.
  • Genera peleas constantes. En primer lugar porque le gusta afianzar su control sobre las cosas y generar culpa. La cereza del pastel es que buscará la forma de hacerte sentir que tú iniciaste el conflicto.
  • Todos cometemos errores, menos los tóxicos. Estas personas recuerdan cada una de las fallas de su pareja y piensan que no solo eres imperfecto, sino que estás a su servicio por ‘embarrarla’.
  • Es controladora y posesiva. Esta persona se molesta cuando quieres pasar tiempo con tus amigos o familia y el problema es mayor cuando sabe que estarás en compañía de alguien del sexo que te atrae. Revisa llamadas, salidas y sobreprotege en exceso.
  • Te falta al respeto no solo con groserías y ofensas, sino que incluso te menosprecia en privado o en público. Además, te ridiculiza por pequeños detalles como tus acciones o forma de vestir.
  • Es muy sensible y sientes que debes medir lo que dices y haces en exceso para no causar una reacción agresiva de su parte.
  • La toxicidad también se ve en el sexo. No es normal que te manipule para tener relaciones sexuales con frases como “¿Ya no me quieres”, o “Entonces podría hacerlo con alguien más”. Además te impulsa a realizar actos con los que no te sientes cómodo.
Relación sentimentalamorSexoDivorcio