COMENTARIOS

Lo que siempre quisiste saber sobre la vagina y no te atreviste a preguntar

Fucsia.co

Lo que siempre quisiste saber sobre la vagina y no te atreviste a preguntar

Tamaño, olor, reacción al sexo... ¿Qué es normal y qué no lo es? Tenemos el manual completo de la vagina para que resuelvas todas tus dudas sin tener que abrir la boca.

Tiene más apodos que cualquier otra parte del cuerpo femenino y la capacidad para causar un placer infinito (así como dolor). Sin embargo, la vagina sigue siendo un misterio para muchos y numerosas mujeres no conocen bien sus partes íntimas. Por eso hemos preparado una lista de temas que pueden aumentar el nivel de comodidad de esta zona. Te diremos cómo funciona, cómo mantenerla sana y cómo hacer que te haga feliz. 

1. Es solamente una parte de tu ‘región de abajo’
La mayoría de nosotras usamos la palabra vagina para referirnos a nuestras partes privadas. Pero técnicamente, el término describe solamente el estrecho canal que corre dentro del cuerpo, desde la vulva (el área visible que incluye los labios internos y externos, el clítoris y el perineo) al cuello uterino (la parte inferior del útero).



2. Las vaginas se parecen, por lo general
En el interior. Lo que varía es la vulva.

Los rangos del clítoris van de 1 a 1 ¼ pulgadas (incluyendo la campana), los labios mayores puede ser de apenas unos cuantos centímetros, y los labios menores, que parecen las alas de una mariposa, pueden estar ocultos. La mayoría de los labios de la vagina no son perfectamente simétricos –uno de los lados es generalmente más grande que el otro.



3. La zona que la rodea puede ser de colores diferentes
Este color no está necesariamente relacionado con el tono del resto de tu piel. Muchas mujeres de piel clara tienen labios de la vagina de color marrón o púrpura, mientras que una mujer de tono de piel más oscuro puede tener una vulva más clara.

También se pueden tener diferentes colores en las diferentes áreas –por ejemplo, tus labios pueden ser más oscuros mientras que el perineo puede ser de color rosa pálido.



4. Sus paredes están plegadas
Por lo general, las paredes de la vagina se encuentran comprimidas. Sin embargo, cuando se necesita –ya sea al ponerse un tampón o teniendo relaciones sexuales, las paredes laterales se separan y amplían. La vagina normalmente se extiende una media pulgada de ancho por 2 pulgadas de largo. Y puede ser todavía más grande –después de todo, ¡Un bebé pasa a través de ella!

¡Y también una copa menstrual! Nuestra editora usó por primera vez una copa menstrual y esto fue lo que pasó.



5. Relájate, un hombre bien dotado no hará que se te extienda
Como se explicó anteriormente, la vagina es muy elástica y puede caber un pene extra grande, pero siempre vuelve a su rigidez habitual después del sexo.

Y si te interesa el tema, aquí te contamos qué tanto importa el tamaño de la vagina en el placer sexual.



6. Tampoco serás virgen de nuevo si estás en un largo período de sequía
Hay mujeres que creen el rumor de que si están mucho tiempo sin tener sexo, la vagina se cierra y te dolerá otra vez cuando vuelvas al ruedo. Es totalmente falso. Mientras que los músculos vaginales pueden estar tensos al principio, la penetración no debe ser dolorosa en lo absoluto.

Eso si, puede ser dolorosa si tu vagina está deprimida. Si, tal como leíste, deprimida. Averigua aquí si es tu caso


7. Se beneficia del ejercicio regular
Así como las pesas moldean tus bíceps, al trabajar el músculo pubococcígeo, un músculo principal de tu región púbica, puedes tonificar tu vagina. Además de permitirte apretar más durante el acto sexual, también puede hacerte llegar más fácil al orgasmo.

Así se hace: haz fuerza como si estuvieras deteniendo el flujo de orina, durante 10 segundos, luego suelta. Haz 2 series de 10 a 20 al día durante un mes y verás la diferencia.

Y si quieres ser un as al respecto, aquí te dejamos 5 ejercicios para tonificar tu vagina.



8. Está llena de bacterias
No te asquees -es el tipo de bacterias que mantienen a raya los microorganismos patógenos para que no contraigas una infección. Una de estas bacterias buenas se llama el lactobacilo, también se encuentra en el yogurt.

De hecho, algunos ginecólogos dicen que puedes ayudar a curar una infección en la vagina mediante la inserción de una cucharada de yogur con cultivos vivos en el área (pon un poco sobre un tapón y empújalo).

Y por si acaso, te dejamos 7 remedios caseros para sanar molestias vaginales.


9. Se auto limpia
No hay necesidad lavar el interior. Las secreciones eliminan las células muertas de la pared vaginal, el exceso de agua y las bacterias. Necesitas lavarte en el exterior entre los pliegues labiales y a lo largo del periné (utilice un jabón suave especial para esa parte).

¡Ojo! ten siempre en cuenta estas 6 cosas que nunca, nunca debes poner en tu vagina.



10. No es necesario el vello púbico
En los tiempos de las cavernas, el vello púbico protegía a la vagina de las bacterias y olores. Hoy en día tenemos la ropa que nos proteja. Así que puedes depilarte toda. Pero si vas a hacerlo, no dejes de tener en cuenta estos tips para una depilación de bikini perfecta. 



11. Su olor se hace más fuerte durante el ciclo
Hablando de aroma, cada vagina tiene uno. Sin embargo, en general tiende a ser ácido antes de tu período. Su olor también puede ser más fuerte después de hacer ejercicio, debido a las glándulas sudoríparas, y durante las relaciones sexuales, gracias a la lubricación natural que produce.

¿Quieres más información sobre esto? aquí te dejamos lo que significa cada olor de la vagina.



12. El sexo en exceso puede causar molestias
Si bien el sexo regular puede relajarte, demasiado sexo en un período corto de tiempo puede dejarte irritada o inflamada, o con una infección del tracto urinario. De hecho, estás más propensa a contraer una infección urinaria si estás arriba o en posición de misionero, ya que el pene queda muy cerca de tu uretra, empujando bacterias nocivas al mismo. Pero no te preocupes, trata de orinar después de mantener relaciones sexuales para prevenir una infección urinaria.



13. Tu vagina produce flujo en cantidad diferente a lo largo de tu ciclo
Tu vagina produce hasta 2 cucharaditas de flujo al día (y durante la ovulación, tiende a ser más fino y más claro).

14. Las cosas no se pueden perder allí
Tu vagina no es un agujero negro. Es imposible que algo (como un tampón) se escape hacia el útero. Sin embargo, el tampón puede deslizarse fuera de tu alcance. Si esto pasa, trata de pescarlo en cuclillas o agachada. Si esto no funciona, haz una cita con tu ginecólogo.

De hecho, ¿tienes claro cada cuánto debes ir al ginecólogo realmente

Si esto te gustó, es probable que quieras saber mucho más sobre SALUD FEMENINA o tal vez sobre SALUD SEXUAL

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.